Formación Fundamental

En el siglo XXI, con la influencia de los sistemas económicos y esquemas sociales en el marco de la globalización, el profesional tiene que tener presente que este nuevo escenario ha generado un ambiente laboral más competitivo que el del siglo pasado. Por esta razón, el profesional de este nuevo siglo debe poseer un conjunto de características y potencialidades tales como: Comunicación, Liderazgo, Visión sistémica, Trabajo en equipo, Conocimiento en las Nuevas Prácticas Tecnológicas y de Gestión. Además,  Empatía, Sinergia, Aprendizaje, Motivación y Ética en el ámbito valórico. Todas estas competencias son deseables para lograr profesionales con un desempeño profesional ético y responsable.

La Unidad de Formación Fundamental tiene como objetivo promover las competencias genéricas necesarias para el profesional del siglo XXI y para ello se han  agrupado en tres grandes áreas, como es el caso del área trascedente valórica, el área académica cognitiva, y el área  de desarrollo personal e interpersonal, inspiradas tanto en los valores cristianos como en el desarrollo integral de la persona. En ese sentido, la formación fundamental busca desarrollar cualidades distintivas en nuestros estudiantes, con el propósito que sean reconocidos tanto por su excelencia profesional como por la moralidad de sus comportamientos, constituyéndose lo anterior en el sello propio de todo egresado y egresada de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. [1]

De acuerdo a lo anterior, todos los estudiantes que se encuentran en pregrado deben cumplir con un total de  10 créditos, de formación fundamental al finalizar su carrera, distribuidos en tres dimensiones: trascendente-valórica, académica y desarrollo personal.

a)      Área Trascendente Valórica: se integran  principalmente  competencias  que  se orientan  a  proporcionar  un  espacio  de  reflexión  acerca  de  las  interrogantes existenciales  sobre  la  trascendencia humana  desde  la  perspectiva  de  la  antropología cristiana y su dimensión ética. Esto último, en el contexto profesional, desde la moral cristiana y particularmente en el  ejercicio de la responsabilidad social  a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia. En esta área se encuentran las asignaturas de Antropología, y Ética Cristiana. Ambas son obligatorias y equivalen en su conjunto a cuatro créditos. Estas asignaturas se ubican en tu malla curricular. 

b)      Área Académica:  las competencias refieren a la relación crítica con  un  saber  y  sus  fundamentos,  su  búsqueda  y  su  ejercicio;  por  ello  están relacionadas  con  el  desarrollo  del  razonamiento  crítico  y  su  correspondiente ejercicio en el mundo.

c)      Área de Desarrollo Personal: las competencias de desarrollo personal e interpersonal buscan promover principalmente la formación integral a través del crecimiento con otros en distintos contextos sociales, favoreciendo el diálogo, la colaboración y la convivencia. Asimismo, esta dimensión se refiere a la valoración del tiempo libre y sus posibilidades de expresión personal, social y cultural.

Cada estudiante debe cursar 3 asignaturas  de libre elección que equivalen en su conjunto a seis créditos. 

Te invitamos a que revises los cursos de la oferta académica en http://formacionfundamental.ucv.cl

 

Dirección de Desarrollo Curricular y Formativo

Unidad de Formación Fundamental

Dirección: Av. Brasil 2950 Tercer piso. 
Teléfono: +56 32 2273170/ +56 32 2273178
Correo electrónico: formacion.fundamental@ucv.cl


[1] Documento de competencias de Formación Fundamental 2008