Ex alumno se desempeña como Cónsul de Chile en Managua

Pablo Segura es Licenciado en Historia con mención en Ciencias Políticas de nuestra universidad y es de la primera generación del Magíster.

Pablo es miembro del servicio exterior de Chile desde el año 2012 y fue nombrado a ejercer funciones como Cónsul de Chile en Managua y Tercer Secretario de la Embajada de Chile en Nicaragua, cargos que cumple desde el 1 de marzo de 2016. Además de sus funciones como Cónsul, es el encargado de los asuntos políticos, económicos, culturales y de cooperación de la Embajada de Chile en Nicaragua.

¿Cómo ha sido el camino recorrido desde que cursaste el Magister hasta llegar a la Academia Diplomática?

Decidí cursar el Magister de Relaciones Internacionales de la PUCV exclusivamente para ampliar mi currículum académico y prepararme para las exigentes pruebas de ingreso a la Academia Diplomática (ACADE). Mientras cursaba el segundo año del Magister, paralelamente fui rindiendo los exámenes de ingreso a la ACADE, percatándome que los contenidos y herramientas de análisis que me entregó el Magister fueron fundamentales para mi preparación. Al año siguiente de haber terminado el Magister, ya estaba ingresando a la ACADE, tras haber logrado el puntaje de ingreso más alto entre todos los aspirantes.

¿Cómo crees que te ayudó haber pasado por nuestro Magister para tu actual carrera laboral?

Tras haber cursado el Magister, los cursos teóricos y de análisis de las relaciones internacionales impartidos en la ACADE fueron un reforzamiento de contenidos que ya había incorporado plenamente en el Magister. En mis funciones como analista político bilateral en el Ministerio de Relaciones Exteriores y en la Embajada de Chile en Nicaragua, el Magister me otorgó herramientas de análisis y conocimientos del sistema internacional que permitieron enriquecer los informes con una mirada global y de desarrollo histórico de los acontecimientos.

¿Cuáles han sido los principales desafíos?

La carrera diplomática en Chile se destaca por ser una carrera de largo y de lento ascenso, razón por la cual requiere de un proceso de aprendizaje progresivo de los códigos diplomáticos, tanto dentro de la Cancillería como en las Relaciones Internacionales, en el cual las expectativas personales y profesionales deben ser moderadas en cuanto a los tiempos, así como en la asunción de mayores responsabilidades. No obstante, luego del periodo de aprendizaje, gradualmente uno se va incorporando las formas de trabajo y entregar la mejor información para que la autoridad tome las decisiones en las mejores condiciones posibles. Asimismo, fue desafiante asumir importantes responsabilidades en la Embajada de Chile en Nicaragua, en la cual ejercí como  Encargado de Negocios Ad Interim por un periodo de tres meses.

¿Qué esperas a futuro en el corto y mediano plazo?

En el corto plazo, seré trasladado por mi solicitud a otra Misión Diplomática de Chile en el Exterior, donde cumpliré funciones hasta marzo de 2021, para luego volver al Ministerio de Relaciones Exteriores en Chile. En el mediano plazo pretendo continuar mi formación académica con cursos de especialización y posiblemente publicar en una revista en materias de relaciones internacionales. 

¿Qué consejos darías a los alumnos de nuestro Magister que al igual que tú desean seguir la carrera diplomática?

Que están bien preparados para enfrentar los exámenes de ingreso a la ACADE, aunque también el hecho de optar por la carrera diplomática es una decisión muy importante tanto en lo profesional como en lo personal, que determinará en gran medida el estilo de vida de tu familia, al cual se desarrollará principalmente fuera de Chile, razón por la cual es una decisión que merece ser bien pensada, debido a todos los pro y los contra que ello amerita.