Abogado Pedro Pierry es investido como Profesor Emérito PUCV

“En la sociedad que vivimos, nuestra institución, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, y dentro de ella, su Escuela de Derecho, destacan por su calidad y excelencia, por ser una comunidad sana, dinámica y con proyecciones, donde los valores y principios que la sustentan se encuentran siempre presentes”, indicó en la oportunidad el ex ministro de la Corte Suprema.

 20.11.2018

Con una larga carrera en el ámbito público, que lo llevó a integrar la Corte Suprema, el académico de Derecho Administrativo, Pedro Pierry, fue investido como Profesor Emérito de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en una ceremonia que fue encabezada por el Vice Gran Canciller, Pbro. Dietrich Lorenz, y el rector Claudio Elórtegui.

El vínculo del abogado de la PUCV con la Casa de Estudios ha sido extenso, ya que a su dilatada trayectoria académica se suma también que fue secretario general (1969 y 1970) y director de la Escuela de Derecho entre 1986 y 1992.

“En la sociedad que vivimos, nuestra institución, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, y dentro de ella, su Escuela de Derecho, destacan por su calidad y excelencia, por ser una comunidad sana, dinámica y con proyecciones, donde los valores y principios que la sustentan se encuentran siempre presentes, y se lucha permanentemente porque se reflejen en sus actos, lo que hace la diferencia y le imprime su sello”, indicó en la oportunidad el profesor Pierry.

“La Universidad y Escuela son un ejemplo de lo que debe ser una universidad católica, y un baluarte que se debe preservar y cuidar, volcando en ello todos los esfuerzos y capacidades. A esta comunidad me siento orgulloso de pertenecer”, complementó.

“TRABAJO BIEN HECHO Y LUCIDEZ AL ABORDAR CUESTIONES JURÍDICAS”

El contralor general de la República, Jorge Bermúdez, quien también es académico de la PUCV y también fue alumno del homenajeado, señaló que “el respeto profesional es un espacio donde puede haber una sana y enriquecedora discusión jurídica, y eso don Pedro no solo lo sabe, sino también lo sabe y lo practica”.

“La dedicación por un trabajo bien hecho y la lucidez al momento de abordar cuestiones jurídicas son dos características profesionales que a don Pedro le son propias. Quien goza de la seguridad que brinda estas dos virtudes, no evade la discusión jurídica. Probablemente por eso don Pedro es capaz de relacionarse fecundamente con profesores y abogados que uno pudiera situar en otras parcelas doctrinarias”.

El profesor de la Escuela de Derecho, Eduardo Cordero, quien realizó un análisis de la actividad y profesión de Pierry en el ámbito académico, señaló que “es uno de los profesores que ha marcado –en el caso particular de quien habla- no solamente en el norte de la disciplina a seguir, sino también un modelo de persona en torno a la cual uno puede entender y comprender no solamente el ámbito laboral y profesional, sino también muchas de las cosas y valores que la comunidad requiere”.

TRAYECTORIA

“Hoy no solo reconocemos su destacado aporte a decenas y decenas de abogados, sino también la impecable trayectoria profesional que ha desarrollado en el ámbito público”, señaló en la ocasión el contralor Jorge Bermúdez.

Pedro Pierry ingresó en 1959 a estudiar Derecho en la Universidad Católica de Valparaíso, terminando sus estudios en 1963 y titulándose como abogado en 1966. ​Posteriormente, realizó un doctorado en Derecho Administrativo en la Universidad de París, Francia, entre 1966 y 1968. En el país galo también obtuvo un Diploma en Administración Pública por el Instituto Internacional de Administración Pública (1969).​

En su carrera profesional, fue nombrado abogado del Consejo de Defensa del Estado (CDE) en la Procuraduría de Valparaíso en 1966. En 1991 fue designado consejero del CDE, llegando a ser presidente de la sección contenciosa administrativa. Asimismo, fue miembro del Consejo de Monumentos Nacionales, en representación del CDE (1993-1995, y 2005-2006).​

El 14 de diciembre de 2006 fue nombrado ministro de la Corte Suprema de Justicia, siendo integrante y presidente de la Tercera Sala o Sala Constitucional. En dicha calidad ejerció como ministro del Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) entre 2008 y 2012. Además, fue consejero de la Corporación Administrativa del Poder Judicial (CAPJ) entre 2012 y 2014, consejero de la Academia Judicial y presidente del Comité de Modernización de la Corte Suprema. Cesó en el cargo el 30 de mayo de 2016, al cumplir 75 años, límite de edad legal para permanecer en el Poder Judicial.

Por Juan Pablo Guerra

Dirección General de Vinculación con el Medio