Centro Vincular PUCV y SAM publican 2º informe sobre estado de la sostenibilidad en empresas de Latinoamérica

En el estudio se analizaron factores ambientales, sociales y de gobernanza en conjunto con los desafíos y oportunidades de sostenibilidad abordados por las empresas en los países de Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, y en toda la región en su conjunto.

12.12.2019

En la actualidad, América Latina enfrenta como región un escenario político y social particularmente complejo. La desconfianza y el descontento con las instituciones públicas y privadas han ido aumentando en forma constante en los últimos años y en la actualidad el malestar social se ha desbordado en varios países.

Si bien la causa inmediata de las protestas puede variar de un país a otro, todas muestran ciertos factores comunes: grandes desigualdades tanto dentro de la sociedad como en el acceso a necesidades básicas aceptables y a oportunidades de desarrollo, escándalos de corrupción – de gran escala y de conocimiento público – que involucran a políticos, instituciones estatales y empresas, y una élite política y empresarial sumamente alejada de la realidad de la gente común.

La pregunta que surge para la comunidad empresarial, más allá de su contribución o responsabilidad en las causas fundamentales de los disturbios, es su papel en la búsqueda de soluciones que requieren tantos desafíos que se presentan en la actualidad.

Dado que la igualdad está en el centro de muchos de los desafíos actuales de la región, es crucial que las empresas examinen sus prácticas relacionadas con la compensación ejecutiva, la igualdad salarial entre hombres y mujeres, y garantizar un salario justo para todos los niveles de empleados, especialmente para los más vulnerables, siendo este último un tema emergente de gran relevancia.

El concepto se centra en ir más allá del salario mínimo, requerido por la ley local, a uno que cubra el costo real de las necesidades básicas de un empleado. Los salarios justos se tratan en detalle en un artículo en el Anuario de Sostenibilidad RobecoSAM 2019, y existen casos de estudio interesantes de empresas que han tenido excelentes resultados después de aplicar este concepto en sus operaciones y cadenas de suministro.

En esta misma línea, el Centro Vincular y SAM realizaron un 2° informe sobre el estado de la sostenibilidad en las empresas de América Latina, donde se analizaron factores ambientales, sociales y de gobernanza en conjunto con los desafíos y oportunidades de sostenibilidad abordados por las empresas en los países de Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, y en toda la región en su conjunto.

Una señal positiva que muestra el informe es que las empresas de América Latina están dispuestas a abordar y mejorar su desempeño de sostenibilidad. Una prueba de ello es el aumento de su participación en la Evaluación de la Sostenibilidad Corporativa (CSA), por tercer año consecutivo, del 38% en 2018 al 46% de las empresas invitadas.

DESAFÍOS EN AMÉRICA LATINA

Aunque los avances parecen lentos para la gestión de la sostenibilidad medidos por los criterios individuales y las preguntas de la CSA, la región de América Latina logró un promedio de puntuación total de sostenibilidad justo por delante de América del Norte (Canadá y Estados Unidos).

Tal como en 2018, destacan las empresas colombianas como líderes en términos de desempeño general de sostenibilidad en la región, mientras que compañías en México y Perú muestran un rendimiento general promedio mucho más bajo de entre 30 y 40 puntos por detrás de Colombia.

Para la gestión general de la sostenibilidad, los resultados de CSA apuntan a que las empresas de Latinoamérica continúan rezagadas con respecto al resto del mundo, como se concluyó en el Informe de Progreso 2018, pero en menor medida que el año anterior.

Lo expuesto es evidente considerando el aumento de la tasa de participación y algunas puntuaciones más fuertes en ciertos países como Colombia, Brasil y Chile, donde hay progresos modestos hacia un mejor desempeño de la sostenibilidad, particularmente en la Dimensión Social y selectivamente en la Dimensión Económica.

Otro desafío para las empresas de América Latina está relacionado con la transparencia y la divulgación de prácticas y resultados de gestión a las partes interesadas. La información pública es un requisito clave en muchas preguntas de la CSA; sin embargo, esta es un área que sigue limitando las puntuaciones de las empresas en la región.

Comparada con el resto del mundo, en la CSA 2019 Latinoamérica mostró el desempeño más bajo en términos de puntajes de transparencia. Es vital que los líderes empresariales entiendan que la transparencia y la apertura para comunicar no solo los logros, sino también los desafíos a los que se enfrenta, están fundamentalmente ligadas al desarrollo de la confianza entre una empresa y sus grupos de interés y, por lo tanto, la reputación y las relaciones a largo plazo con sus partes interesadas

Finalmente, ha sido un desafío para algunas abordar los aspectos y requisitos más nuevos de la CSA 2019. Esto destaca los fundamentos del proceso para seguir exigiendo a las empresas mayor transparencia, ya que busca impulsar el avance del desempeño de la sostenibilidad corporativa a nivel mundial.

El informe completo puede revisarse en el siguiente link

Dirección General de Vinculación con el Medio