Fondo Margot Loyola donó libros a colegio que recuerda a la maestra en Linares

María Eugenia Cisternas, conservadora del Fondo de Investigación y Documentación de Música Tradicional Chilena que lleva el nombre de nuestra Doctora Honoris Causa y Profesora Emérita interpretó una tonada y una cueca, luego de obsequiar los textos “La Tonada”, “La Cueca”, “Juegos Tradicionales en Chile”, entre otros.

06.03.2018

En una significativa ceremonia que marcó el inicio del año escolar y la inauguración de las actividades oficiales en el nuevo Colegio Margot Loyola Palacios de Linares estuvo presente el Fondo de Investigación y Documentación de Música Tradicional Chilena Margot Loyola Palacios de la PUCV, archivo que se hizo presente por medio de su conservadora, María Eugenia Cisternas, quien donó algunos libros y además interpretó dos piezas musicales que fueron recopiladas por nuestra Premio Nacional de Artes Musicales precisamente en esta comuna de la región del Maule.

Los libros que fueron donados fueron: “La Tonada” de Margot Loyola, “La Cueca” de Margot Loyola y Osvaldo Cádiz; “Juegos Tradicionales en Chile” de Osvaldo Cádiz; “Neruda en Valparaíso” de Sara Vial. Todos fueron editados a través de Ediciones Universitarias de Valparaíso (EUV), sello de la PUCV. Además regaló una serie de calendarios de la maestra, los que fueron confeccionados especialmente para conmemorar los 100 años de su nacimiento que se celebrarán en todo Chile en 2018.

La encargada del Fondo que preserva el legado de nuestra Doctora Honoris Causa y Profesora Emérita, además interpretó en vivo la tonada "Puñaito de alfileres" y la cueca "En Talca tengo una rosa" repertorio tradicional recopilado por la maestra  y que fuera entregado a Margot por la señora  Edelmira Valenzuela, cantora  de Linares en 1965.

El alcalde de Linares, Mario Meza, asistió a la ceremonia y recordó que estuvo con Margot en dos momentos de su vida: cuando era niño en su colegio y luego en 2011 como concejal cuando se inauguró la Casa de la Cultura que lleva su nombre. “Para nosotros es una de las linarenses más importantes que ha tenido la ciudad, a la altura de Carlos Ibáñez del Campo y Arturo Alessandri Palma. Es hija ilustre de Linares por su destacada trayectoria en materia de investigación, folclorista y música. La palabra maestra engloba todos esos conceptos y mucho más”, indicó.

El alcalde recordó que se optó por cambiar el nombre al establecimiento República de Francia –el más grande de Linares- con el objetivo de fomentar el talento especial de los niños en música, arte, cultura, investigación y folclore, ofreciendo un espacio que les permita desarrollar sus potencialidades y habilidades. Además, destacó la vinculación que se generará con la PUCV, por medio de la unidad que administra su legado en la Universidad.

“Gracias al vínculo con el Fondo Margot Loyola nuestros académicos podrán estar mejor preparados para que puedan entregar a los niños las herramientas cognitivas que la maestra plasmó en sus distintos textos universitarios, lo que permitirá contar con un insumo directo de fuentes originarias respecto de su mirada, visión y obra. Recibimos con mucha satisfacción y agradecimiento esta donación para potenciar las habilidades de nuestros niños y jóvenes”, precisó.

ÉNFASIS EN LA CREACIÓN ARTÍSTICA

Por su parte, la directora del Colegio Margot Loyola Palacios de Linares, Raquel Carvajal, recordó que el proceso comenzó en 2016 cuando en el establecimiento estaban buscando potenciar su identidad. Al no avanzar con los contactos con Francia, se optó por ensalzar la figura de la folclorista que es un referente para los linarenses y coincidió con la antesala a la conmemoración de los 100 años de su centenario.

“Comenzamos a replantearnos nuestro proyecto educativo y la idea es darle más apoyo a las tradiciones, la cultura y las artes. Hoy nuestro establecimiento comienza con un profesor de música que es especialista y contamos con diferentes talleres. La idea es trabajar con el Fondo Margot Loyola de la PUCV para el perfeccionamiento de nuestro personal. El ámbito de las tradiciones y las culturas es especial. Debemos dedicarnos para poder entregarlo a nuestros niños”, agregó.       

Finalmente, la conservadora del Fondo Margot Loyola de la PUCV, María Eugenia Cisternas, señaló que “nuestra maestra habría estado orgullosa de saber que tiene una escuela que lleva su nombre, que valora su legado al punto de que toda la comunidad del colegio optó por cambiar el nombre de la Escuela República de Francia por Colegio Margot Loyola. Para nosotros es una oportunidad de poder entregar el material que la maestra guardó y recolectó por tanto tiempo como una forma de devolver al pueblo todo lo que le entregó a Margot”.

La encargada planteó que van a profundizar los vínculos con los profesores de música y así potenciar un intercambio a largo plazo tanto en Linares como en otras comunas del país. “El año pasado estuvimos en San Esteban, dictando charlas y realizamos talleres con profesores para que tengan más herramientas de enseñanza en sus clases. Es una forma directa de llevar el patrimonio folclórico recolectado por la maestra a las aulas”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio