Instituto de Geografía e INE realizan seminario sobre nuevas herramientas geoestadísticas

El director regional del INE, Mauricio Serrano, señaló que se está trabajando en un nuevo modelo de cartografía, considerando que antes se actualizaba la información de los censos cada 10 años, dinámica que queda sobrepasada considerando los rápidos cambios que trae el avance inmobiliario.

26.09.2017

En el Aula Mayor de la Facultad de Ingeniería de la PUCV se realizó el Seminario “Nuevas Herramientas de Geoestadísticas y su aplicación a las políticas públicas territoriales”, organizado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el Instituto de Geografía de nuestra Casa de Estudios.

En la ocasión, el director regional del INE, Mauricio Serrano, recordó que le propusieron al Instituto de Geografía efectuar este encuentro en conjunto, considerando que es muy importante entregar la información que es amplia y variada para aquellos organismos que le dan un valor agregado. “El Instituto nos ayudó en el levantamiento del Censo y ha sido muy importante para que nuestra producción estadística sea difundida y se le agregue valor, apoyando las mejores decisiones para emergencias, planificación territorial y todo lo que se pueda ocupar con este instrumento”.

Por otro lado, el director señaló que se requiere que esta información se refleje en mejores decisiones del Estado y que éstas lleguen efectivamente a las personas. “El modelo que estamos promoviendo de actualización conjunta va a permitir que la cartografía se realice de manera permanente y se colabore con todas las instituciones involucradas. En ese sentido, se requiere favorecer la colaboración entre el INE, la academia y los municipios que son los gobiernos locales que llegan mejor a las personas”.

El INE entregó el 19 de enero de este año la cartografía del Pre Censo 2016, donde se ordenó la información a nivel de comuna, distrito, zona, manzana y aldea, la base de datos más actualizada a nivel nacional. “Queremos proponer un nuevo modelo de trabajo, considerando que antes se entregaba la información cada 10 años. Esta dinámica queda sobrepasada considerando los rápidos cambios que trae el avance inmobiliario. Vamos a proponer un modelo de actualización que requiere el apoyo de los municipios para que esté disponible anualmente”, complementó.     

Por su parte, el decano de la Facultad de Geografía y Ciencias del Mar, Guillermo Martínez, agregó que “nuestra Universidad tuvo el privilegio de colaborar directamente en la realización del último Censo, facilitando dependencias para llevar a cabo actividades de capacitación de coordinadores y censistas, donde participaron profesores y alumnos. Al respecto, se cumple una doble fusión: contribuimos al Estado con el levantamiento de la información, como también en el proceso de aprendizaje de nuestros estudiantes”.

DIRECTOR DEL INSTITUTO DE GEOGRAFÍA REFLEXIONÓ SOBRE CONVENCIONES

Los geógrafos del INE, Yocelyn Kakasu y Franz Schreiber expusieron sobre el uso de la cartografía Pre Censo 2016, la que es posible de actualizar de manera permanente tanto a nivel urbano como rural en zonas y manzanas. En la herramienta, lo interesante es que se pueden comparar los datos obtenidos en 2011 y ver la evolución a nivel territorial.

Por su parte, el director del Instituto de Geografía de la PUCV, Luis Álvarez, realizó una ponencia sobre las representaciones y las convenciones que se aplican a las entidades censales. Dentro de las convenciones que más se ocupan a la hora de elaborar los censos están las manzanas y el desarrollo de los mapas. “Estas se construyen en base a principios paradigmáticos de una época y contexto, por lo tanto deben actualizarse”.

Álvarez recordó que los censos son muy antiguos en la historia de la humanidad y agregó que el concepto de límite proviene de la palabra limo que se vincula al fango que dejan los ríos. Así mismo, el concepto de manzana a la hora de analizar un territorio data de 1748 cuando fue aplicado en Roma por Giambattista Noli como unidad de dato. “El problema de la manzana es que tiende a ocultar a la calle y su valor queda invisible. Hoy en día la ciudad debe analizarse considerando una serie de factores, entre ellos el transporte, la seguridad, el espacio público, el barrio y la pertenencia, lo que nos lleva a reflexionar sobre las convenciones que hemos construido”, agregó.

El geógrafo Ernesto Torres del INE expuso sobre el proceso de actualización de la Cartografía Censal donde los municipios ocupan un rol central. En nuestra región, un total de 326 personas estuvieron trabajando durante tres meses para levantar la información.

Entre los datos que se encontró se cuenta que en 2011 la región contaba con 689.562 viviendas, cifra que subió a 787.167 para el último censo de 2016, lo que representa un aumento del 13,6%. Viña del Mar posee 16.045 viviendas y Valparaíso 11.641. Un dato interesante que se exhibió es que en la Ciudad Jardín existe la mayor manzana de la región cerca del rodoviario con un total de 1.634 viviendas.

El académico de la Escuela de Trabajo Social, Carlos Valdebenito, expuso sobre la generación de indicadores geo-socio-demográficos a partir del procesamiento y análisis de datos de censos de población. En la ocasión, describió cómo se repite la desigualdad dentro de América Latina en los denominados campamentos o villas miseria, que son una constante en varios países.

Nuestro país posee una institucionalidad para recabar datos estadísticos, pero se debe reconocer que la distribución de los recursos y capacidades dentro del país y en las mismas regiones es desigual.

“El censo es uno de los instrumentos más democráticos pues se escanea a todas las viviendas y luego esta información queda disponible para todos (…) A través del Censo es posible construir unidades espaciales a nivel comunal, proporcionando datos según las áreas definidas por los usuarios. Las estadísticas básicas de población y vivienda son necesarias para el diseño y evaluación de políticas públicas en materias de educación, empleo, vivienda y otras”, señaló.

El encuentro continuó con las exposiciones del jefe del departamento de Geografía, Raúl Ponce; y el jefe del subdepartamento de Estadísticas Coyunturales, Pablo Araya –ambos del INE- quienes concluyeron el seminario.      

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio