Observatorio Laboral de Valparaíso presentó encuesta de demanda laboral y analizó impacto del Covid-19

El rector Claudio Elórtegui destacó que la información es muy útil para alinear la oferta de formación que entregan las universidades con las necesidades del sector productivo.

01.07.2020

Este martes 30 de junio, el Observatorio Laboral de Valparaíso (OLV), perteneciente al Centro de Estudios y Asistencia Legislativa (CEAL) de la PUCV, ofreció los resultados regionales de la Primera Encuesta Nacional de Demanda Laboral ENADEL 2019 junto con un estudio de impacto a raíz de la compleja situación que enfrenta nuestra región por el Covid-19 y la cuarentena general que se ha aplicado en varias comunas.

El resultado se presentó a través de los canales de difusión de YouTube de SENCE y se realizó bajo la modalidad de Zoom, donde participaron el rector de la PUCV, Claudio Elórtegui; la SEREMI del Trabajo y Previsión Social, María Violeta Silva; el director regional de SENCE Valparaíso, Alejandro Villarroel; el gerente general de OTIC SOFOFA, Cristóbal Philippi; el director de OLV, Drago Radovic; diversos gremios y representantes de empresas y municipios de la región.

El rector Elórtegui destacó que la información que entrega el Observatorio es muy útil para alinear la oferta de formación que entregan las universidades con las necesidades del sector productivo. “Este tipo de análisis se relaciona con el aporte que entrega la PUCV a la sociedad. Nuestra Casa de Estudios tiene una larga tradición sobre este punto. En el contexto de la pandemia que vivimos, por ejemplo, estamos contribuyendo con el trabajo de nuestros laboratorios de la Facultad de Ciencias y hemos desarrollado escudos faciales para entregar en hospitales”, agregó.

El director regional de SENCE precisó que los datos entregados por OLV son muy valiosos para entender las brechas que se están generando por los cambios que vive el mundo del trabajo a nivel nacional e internacional. “Hoy estamos viviendo una situación especial a raíz de la pandemia y el confinamiento. Las empresas están requiriendo avances en el ámbito tecnológico. Esperamos que una vez terminado esto, nos encontremos mejor posicionados como país”, complementó Alejandro Villarroel.

Por su parte, la seremi del Trabajo, María Violeta Silva, agregó que el estudio ofrecido por OLV permite tener un reflejo más específico de la región desde Cordillera a Mar. “Como Ministerio del Trabajo podemos aportar a través de SENCE y con la información otorgada por el Observatorio podemos contribuir a generar nuevos empleos. Hay que seguir trabajando para profundizar la alianza entre el sector público y privado con las universidades. Esto es una muestra de aquello”, planteó.

ENADEL 2019

El Observatorio Laboral de la Región de Valparaíso, integra la red de observatorios regionales de SENCE y en la ocasión entregó los resultados de la Primera Encuesta Nacional de Demanda Laboral, ENADEL, realizada en la región de Valparaíso el año 2019 a más de 300 empresas, de los rubros de Construcción, Industria Manufacturera, Transporte y Almacenamiento, y Turismo.

La información que recaba esta encuesta es fundamental para alinear la oferta de formación y capacitación a las necesidades de las empresas regionales y del mundo productivo en general.

En el estudio se percató que el déficit de competencias técnicas aparece como la principal causa que explica la dificultad para llenar vacantes en las empresas (34% en Construcción, 40% en Turismo e Industrias Manufactureras y 43% en Transporte y Almacenamiento), seguida de la falta de experiencia laboral y el déficit de habilidades blandas y socioemocionales de los candidatos.

“En cuanto a los canales de reclutamiento, las recomendaciones de otros trabajadores y actores es el principal mecanismo utilizado para llenar vacantes. Al mismo tiempo, llama la atención el bajo conocimiento de la Bolsa Nacional de Empleo (BNE) en los sectores estudiados, no sobrepasando en ninguno de ellos el 5%. El principal impacto que tiene la dificultad de contratación es el aumento en la carga laboral de otros trabajadores, seguido del retraso en el desarrollo de productos y el alza de costos operacionales”, precisó el director de OLV, Drago Radovic.

IMPACTO DEL COVID-19 EN EL EMPLEO

En la oportunidad, también se ofreció un panorama general de cómo está impactando al mercado laboral y a la economía la pandemia del Covid-19 con el objetivo de proveer información relevante a las labores del SENCE en materia de capacitación y reinserción de trabajadores. El estudio se desarrolló entre los días 17 de abril y 22 de mayo, antes de la cuarentena general que enfrentan varias comunas de la región.

Un total de 607 empresas (micro-pequeñas, medianas y grandes) participaron en el estudio, que en conjunto generan más de 10 mil empleos. “Un 66% de las empresas reportan una reducción en las ventas o ingresos con respecto al mismo mes del 2019. Un 23% del total de empresas declara que ya cerró o está en proceso de cierre, un 6% reporta que las ventas o ingresos se han mantenido, y solamente un 3% indica que las ventas o ingresos han aumentado”, indicó Radovic.

De las empresas que declaran disminución en sus ventas respecto al mismo mes del año anterior, un 26% declara que no ha podido vender, un 25% propone una disminución superior al 75% de las ventas o ingresos, un 20% señala una disminución de entre 50% y 75%. 19% de ellas reporta una caída que va entre 25% y 50% y un 10% declara una caída menor a un 25%.

Las más impactadas son las micro y pequeñas empresas en los ámbitos de hotelería y comercio, pues han visto una disminución considerable en las ventas, lo que se refleja en una limitada capacidad de operación y de mantener empleos. “En la encuesta se recogió que el 61% de las microempresas, el 58% de las pequeñas y el 50% de las medianas, tendrán que requerir financiamiento externo para abordar la crisis sanitaria. El 50% de las grandes empresas tiene contemplado efectuar desvinculaciones de personal dentro de los próximos meses”, concluyó Radovic.

Respecto al uso del teletrabajo, en las microempresas un 77% informó que no puede ocuparlo por tratarse de labores físicas y en las pequeñas un 60% indicó que no es posible acceder a este tipo de tecnologías, realidad que sí es posible de implementar en las grandes compañías.   

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio