Universidad coordina ayuda para damnificados del reciente incendio en Valparaíso

Más de 250 estudiantes han ido a colaborar en las labores de remoción de escombros durante los primeros dos días luego de la tragedia.

27.12.2019

Las familias de cuatro estudiantes y cuatro funcionarios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso quedaron damnificadas luego del gran incendio que afectó en vísperas de Navidad a la ciudad puerto, donde se vieron afectadas 245 viviendas de los cerros San Roque y Rocuant.

Al respecto, la PUCV a través de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Vicerrectoría Académica se contactó desde el principio con los alumnos afectados para apoyarlos en lo que necesiten y la Dirección de Administración se comunicó con los funcionarios de nuestra Casa de Estudios que perdieron sus inmuebles, a quienes se les otorgará un subsidio de arriendo temporal.

“Desde el primer momento en que ocurrió este lamentable incendio, la PUCV se ha desplegado a través de diversas direcciones -como es habitual en este tipo de situaciones- pensando en primer lugar en los integrantes de la comunidad universitaria que se han visto afectados, en este caso: estudiantes y funcionarios. Por parte de los alumnos, la Dirección de Asuntos Estudiantiles rápidamente ha tomado contacto con cada uno de los alumnos para asistirlos en primera instancia”, indicó el rector Claudio Elórtegui.

Los universitarios se han organizado a través de la Federación de Estudiantes y la Pastoral de la PUCV con la coordinación de la Dirección de Asuntos Estudiantiles y la Rectoría para reforzar dos áreas de trabajo: el centro de acopio del Edificio Gimpert, que funciona entre 9:30 y 19 horas, y el apoyo a las acciones de voluntariado donde se han tomado una serie de medidas para que los alumnos suban a los cerros de manera segura y lleven colaciones e hidratación.

Entre los días jueves 26 y viernes 27 de diciembre han subido alrededor de 270 estudiantes universitarios de las cuatro instituciones del Consejo de Rectores de Valparaíso (CRUV) para colaborar en la labor de remoción de escombros.

La PUCV ha otorgado los elementos de seguridad básicos para los alumnos que incluyen: guantes, lentes antiparras y mascarillas para polvos. La Federación de Estudiantes ha reforzado el uso de bloqueadores solares.

APOYO A FUNCIONARIOS PUCV

“Respecto a las familias de los funcionarios afectados, se está coordinando la entrega de ayuda desde la Dirección de Administración. Además de otorgar un subsidio temporal, se apoyará desde la Universidad para que puedan recuperar sus viviendas. En ese sentido, se han dispuesto una serie de medidas en el ámbito socioeconómico y técnico desde la Dirección de Plan Maestro para apoyar a los trabajadores, de manera complementaria a los apoyos estatales”, agregó el rector.

En conjunto, las organizaciones sindicales y la administración central además acordaron realizar una campaña solidaria para efectuar aportes voluntarios los que serán descontados por planilla entre los meses de enero y marzo de 2020, donde los funcionarios de la PUCV podrán colaborar con donaciones a las familias afectadas.

A los voluntarios que deseen participar en los próximos días en las acciones de remoción de escombros se les solicita que vayan con ropa cómoda y zapatos de seguridad, que lleven agua, usen gorro para protegerse del sol y ocupen pantalones y poleras largas.

La Dirección de Asuntos Estudiantiles de la PUCV está trabajando de manera coordinada con los equipos técnicos de la Gobernación Provincial y la Municipalidad de Valparaíso, por lo tanto se irá evaluando día a día cuál es la mejor medida para apoyar a las familias damnificadas, de acuerdo a sus necesidades.       

Dirección General de Vinculación con el Medio