Profesora del ILCL gana proyecto internacional que une a investigadores de Chile y Francia

Se busca implementar un sistema automático de detección e interconexión de taxonomías entre el español y el francés, lo cual será facilitado a través de un software que permitirá consultar estas conexiones en línea.

22.12.2016

El proyecto de investigación de la académica del Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje (ILCL) de nuestra Universidad, Dra. Irene Renau, ha sido uno de los seleccionados en la última versión del programa Ecos-Sud, destinado a apoyar proyectos de investigación colaborativos de excelencia entre Francia y Sudamérica. El proyecto adjudicado lleva por nombre “Inducción automática de taxonomías del español y el francés mediante técnicas cuantitativas y estadística de corpus”.

Irene comenta que “el objetivo general propuesto es implementar una metodología que permita la inducción automática y alineación de taxonomías de vocabulario del francés y el español”, debido a la necesidad de conectar estas clasificaciones en varios idiomas, tomando en cuenta que una de las principales dificultades en la transferencia del conocimiento a nivel mundial son las barreras idiomáticas.

Lo que se busca es implementar un sistema automático de detección e interconexión de taxonomías entre el español y el francés, lo cual será facilitado a través de un software que permitirá consultar estas conexiones en línea. Renau señala al respecto que “partimos de la hipótesis de que el patrón de comportamiento sintagmático y paradigmático de las unidades léxicas permite ser aprovechado para la inducción automática de una taxonomía de una o más lenguas”.

La investigadora responsable del proyecto que tomará lugar entre 2017 y 2019, señala que tiene un alto valor práctico, ya que en la actualidad no existe ninguna taxonomía disponible para la comunidad científica o privados que sea completamente automática. Lo que se puede encontrar son categorizaciones realizadas manualmente, lo cual conlleva un enorme esfuerzo en su mantenimiento y organización, además de los elevados costos de presupuesto en el personal requerido y los tiempos de cada proyecto.

COOPERACIÓN INTERNACIONAL

El programa ECOS es una iniciativa del gobierno francés creada en 1992 a través de los ministerios de Asuntos Exteriores, Investigación y Educación. Chile fue el primer país en suscribirse a este acuerdo, seguido años más tarde por Uruguay, México, Argentina, Colombia y Venezuela. Las convocatorias se expanden a distintas áreas del conocimiento, integrando Ciencias de la Vida, Ciencias Exactas, Ciencias Humanas y Sociales, Ciencias de la Salud y Ciencias del Universo.

El trabajo investigativo que tendrá una duración de tres años y que contempla seminarios, estancias doctorales, preparación de artículos en conjunto y el constante intercambio de información entre ambos países, contará con la participación de docentes y alumnos de doctorado de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) de Francia. 

Dentro del equipo se encuentran los docentes Rogelio Nazar y René Venegas, junto a los alumnos Hernán Robledo, Enrique Sologuren y Sofía Zamora pertenecientes a la PUCV; contando además con la cooperación de los académicos Rafael Marín y Antonio Balvet, acompañados por los estudiantes Patricia Mamgue y Laurence Romain del CNRS.

Por Gabriel Cerda

ILCL