Doctorado en Literatura ILCL logra acreditarse por 5 años

Evaluaciones muestran un creciente interés por el programa, destacando en él la calidad del equipo académico, el trabajo realizado en extensión, donde se han invitado a importantes figuras de la crítica y literatura latinoamericana, entre otros.

05.10.2020

El pasado jueves 24 de septiembre, la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), dio el resultado del proceso de recreaditación del Doctorado en Literatura del Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje (ILCL), otorgándole al programa 5 años de acreditación. El Doctorado en Literatura ha estado en un proceso de reestructuración en el último tiempo, levantando el año 2017 una nueva cohorte y una acreditación de dos años, marcando una nueva etapa con una apuesta hacia cambios curriculares y estructurales del programa de estudio.

Raúl Rodríguez Freire, su director, considera que el programa ha crecido y se ha fortalecido en gran manera durante los últimos años, logrando un postgrado sólido. Dentro de los puntos destacados por la comisión evaluadora se encuentra la calidad del equipo académico, el que hoy se conforma de manera heterogénea y con paridad de género, elementos claves para la formación, acorde a su director. También se evaluó positivamente el trabajo realizado en extensión, donde se han invitado a importantes figuras de la crítica y literatura latinoamericana, además de generar convenios con instituciones del arte y la cultura de la región, logrando visibilizar sus trabajos a una comunidad más amplia.
Respecto a su posicionamiento, Rodríguez Freire distingue que el año 2017 recibieron 3 postulaciones, frente a las 13 que postularon el 2020, dando cuenta del creciente interés por el programa que ofrece el ILCL de la PUCV. Además, el grupo académico participa activamente del medio a nivel latinoamericano, contribuyendo de esta manera a su dinamización, esperando de igual forma "contar con un número importante de estudiantes provenientes de otros países", siendo ésta una de las metas a concretar.

Otro de los puntos fuertes asociados al doctorado, ha sido la Colección Dársena, quienes trabajan en conjunto con Ediciones Universitarias de Valparaíso (EUV), publicando numerosos libros durante los últimos años, aportando a la difusión del conocimiento y la crítica cultural y literaria en un nivel latinoamericano. Desde Dársena "se están preparando libros importantes, como uno dedicado a la crítica cultural brasileña contemporánea y otro al pensamiento afrodescendiente de las américas", apunta el director, añadiendo que se está trabajando en la creación de una red latinoamericana dedicada al estudio de materialidades, junto con el establecimiento de "convenios con universidades de Brasil, Argentina y Colombia, además de Alemania, con el fin de abrir las posibilidades para nuestras y nuestros estudiantes".

CONOCIMIENTO Y CRÍTICA

Raúl Rodríguez ha estado presente en la mirada crítica del ambiente universitario y del entorno mercantilista que muchas veces rodea al conocimiento, tanto en Chile como en otras partes del mundo. Esto se vio reflejado en la webserie documental "Paradojas del Nihilismo: La Academia" del colectivo Pliegue, donde se le invitó a ser parte de la discusión, planteando que el sistema universitario global se está convertido o dando lugar a "centros de acreditación, impresoras de títulos, compañías que producen empleados y productoras de papers que nadie lee".

"Cada vez se hace más evidente la crisis de imaginación de la sociedad contemporánea, gobernada (conducida) a distancia por plataformas que no buscan otra cosa que la rentabilidad económica. Necesitamos herramientas para leer el mundo que habitamos", señala Rodríguez Freire. El director del doctorado hace referencia también a la crisis del cambio climático, que ha llevado a una nueva época geológica denominada antropoceno, insistiendo que ambos acontecimientos deben llevarnos a reflexionar críticamente sobre la condición contemporánea de lo humano y su radical precarización. Esta preocupación se debe reconocer bajo el paraguas de las humanidades, que a su vez también tienen que repensarse a partir de estas transformaciones, afirma el académico.

"Como programa, nos proyectamos entonces formando estudiantes y trabajando para que quienes aún no han nacido puedan reconocer un mundo formado por una humanidad distinta a la que hoy lo está destruyendo", concluye Raúl Rodríguez.

Por Gabriel Cerda

ILCL PUCV