Escuela de Educación Física instala rampa de acceso universal en su gimnasio y placa recordatoria

La instalación de esta rampa de acceso para discapacitados se realizó gracias a la donación de los ex alumnos de EFI de la generación 2013, iniciativa que contó además con el trabajo voluntario de profesores, funcionarios y alumnos de pregrado de la unidad académica.

20.09.2017

“Estamos muy contentos con la donación de esta rampa de acceso universal que servirá especialmente para las personas con necesidades educativas especiales que visiten nuestro gimnasio. Es un logro inédito en estos 54 años de existencia de la Escuela de Educación Física, ya que esta obra se concretó gracias a la organización de un grupo de ex alumnos de la promoción 2013”, señaló el doctor Luis Espinoza, director de la Escuela de Educación Física de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

El profesor destacó que esta iniciativa va en concordancia con el trabajo de la Facultad de Filosofía y Educación, en el marco del plan de accesibilidad de sus distintas instalaciones. “Con esta rampa se eliminan las barreras que tenían las personas con discapacidad para acceder a nuestro gimnasio. Hace poco se inauguró una similar en el Decanato de la Facultad de Filosofía y Educación, por lo que es importante seguir avanzando en esta materia”, precisó.

El Dr. José Marín, decano de la Facultad de Filosofía y Educación de la PUCV, felicitó a quienes hicieron posible la construcción de esta rampa.  “Es un valioso aporte para la comunidad universitaria, ya que no es usual que ex alumnos quieran dejar un pequeño legado a la institución que los cobijó. Esta obra es fruto además del trabajo en equipo y de la empatía, de pensar en otras personas que la puedan necesitar”, afirmó Marín.

GENERACIÓN 2013

“Con esta infraestructura lo que se busca es mejorar las condiciones de acceso y desplazamiento para las personas en situación de discapacidad o que puedan sufrir un accidente en este gimnasio. Asimismo, servirá para transportar materiales con mayor facilidad a este lugar. Contacté al arquitecto Germán Pérez, ex alumno de nuestra Universidad, que aportó sus conocimientos para construir adecuadamente esta rampa y el funcionario de esta facultad Miguel de la Fuente nos ayudó en las obras”, informó el ex alumno de EFI Sebastián Muñoz.

Enzo Morelli, ex alumno de EFI, explicó que el propósito de sus compañeros consiste en que más generaciones de egresados participen en este tipo de iniciativas, para que se convierta de ahora en adelante en una tradición. “Agradecemos el apoyo de EFI que entregó los materiales para construir esta rampa y de todos quienes participaron en su concreción, trabajos que demoraron dos semanas y que hoy son recordados con una placa en la entrada de este recinto”, explicó.

Por Natalia Cabrera Vásquez

Facultad de Filosofía y Educación