Estudiantes de Tecnología Médica reciben su especialidad en ceremonia de investidura

La directora ad interim de la carrera, Ariane Luttecke, señaló que para los alumnos y sus familias “es tremendamente importante el primer uso oficial de sus uniformes y de sus piochas de identificación para ingresar a los campos clínicos”.

03.10.2017

Un grupo de casi 30 alumnos de Tecnología Médica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso fueron protagonistas de la ceremonia de investidura a través de la cual ingresan a una de las dos especialidades de la carrera, actividad que fue encabezada por el vicedecano de la Facultad de Ciencias, Waldo Quiroz, y la directora ad interim, Ariane Luttecke, y que contó con la presencia de profesores y familiares.

Durante el encuentro, que coincidió con del día nacional del tecnólogo médico y con la Semana de la Ciencia, la directora de la carrera hizo un especial llamado a los estudiantes para que “tomen con responsabilidad esta hermosa profesión”.

“Estoy muy contenta y orgullosa, porque ésta es una instancia que hace mucho tiempo queríamos incorporar (…) Para ellos y sus familias es tremendamente importante el primer uso oficial de sus uniformes y piochas de identificación para ingresar a los campos clínicos”, agregó la profesora Luttecke.

Además, aprovechó la oportunidad para referirse al crecimiento que ha experimentado la carrera, que coincide con la construcción de un nuevo edificio, la creación de una nueva especialidad, el desarrollo del cuerpo docente, la inclusión de otras áreas y el compromiso experimentado por los alumnos: “es una carrera que tiene luces y proyecciones tremendas. El apoyo de la Facultad y de la Universidad ha sido tremendo”.

RESPONSABILIDAD ASUMIDA CON VOCACIÓN

Ésta es la primera vez que se realiza esta ceremonia, ya que nace la nueva especialidad “Bioanálisis clínico molecular, inmunohematología y medicina transfusional”, y que pasa a unirse a la ya existente, “Oftalmología y optometría”.

El estudiante Javier Espinoza reconoció lo significativo que para ellos es esta ceremonia, porque “es el reflejo de nuestro avance académico y podemos ver hasta donde hemos llegado”. Asimismo, comentó que “es importante nuestra enseñanza ahora y cuando seamos profesionales, porque la tecnología día a día avanza y no podemos quedarnos atrás”.

Finalmente, Catalina Ruiz se refirió a la trascendencia que tiene la carrera: “el diagnóstico de las personas está en nuestras manos. Estadísticamente, el 80% de los exámenes, de los apoyos al diagnóstico, sale de los laboratorios clínicos. Tenemos, por lo tanto, una responsabilidad muy grande y la asumimos con mucha vocación y amor a la sociedad”.

Por Juan Pablo Guerra

Dirección General de Vinculación con el Medio