Historiadora Lucía Santa Cruz presentó el libro “La Igualdad Liberal” en la PUCV

El lanzamiento contó con la participación del Premio Nacional de Humanidades, Agustín Squella y fue organizado por la Fundación para el Progreso; Libertad y Desarrollo; El Mercurio de Valparaíso y nuestra Casa de Estudios.

29.03.2018

En el tradicional Salón de Honor de Casa Central, se efectuó la presentación del libro “La Igualdad Liberal” de la historiadora y académica, Lucía Santa Cruz. El evento contó con la destacada participación del Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales 2009, Agustín Squella, y fue moderado por el investigador de la Fundación para el Progreso, Esteban Montero.

Lucía Santa Cruz estudió Historia en la Universidad de Londres. Es Magíster en Filosofía de la Universidad de Oxford.  Es Doctora Honoris Causa de la Universidad King´s College. Se especializó en la historia de las ideas. Decana de la Universidad Adolfo Ibáñez. Editorialista de El Mercurio y ha sido directora de empresas y consejera de Libertad y Desarrollo.

El rector (s), Arturo Chicano, fue el indicado de dar las palabras de bienvenida a los invitados y a los asistentes que llegaron hasta nuestra Casa de Estudios. “Este Salón de Honor fue pensado para que hubiese eventos de este tipo. Hace 90 años, un grupo de visionarios contribuyó al nacimiento de esta Universidad para discutir los temas que afectan a la sociedad. Nos pensaron pensando. Agradecemos a los fundadores que tuvieron esa visión y que hoy vamos a celebrar en su más profundo espíritu”, indicó. 

Juan Pedro Luhrs, gerente regional de Valparaíso de la Fundación para el Progreso, agregó que “el libro presentado hoy nos parece muy valioso, útil e interesante, pero también tenemos el lujo de compartir con dos potencias intelectuales dialogando e intercambiando ideas. Qué importantes son las ideas. Todo aquello que damos por sentado: nuestros valores y consensos son frutos de reflexiones de filósofos, académicos e intelectuales de distintas épocas y signos, lo que les entrega una enorme capacidad transformadora de la realidad”, precisó.

LAS VERTIENTES DEL LIBERALISMO

El Dr. en Derecho, Agustín Squella, planteó que nos ha faltado conversar más entre distintas generaciones y sobre la temática que aborda el libro se refirió a la relación que se genera entre el liberalismo y el neoliberalismo, lo que afecta los vínculos con la igualdad.

“¿De qué hablamos cuando abordamos la igualdad? Hay que rescatar esta palabra que ha caído en el descrédito, gracias a los socialismos que pisotearon la libertad de los pueblos y los sometieron. Es una palabra que nos intimida, pues todos valoramos el significado de la diversidad, pero la igualdad no se opone a la diversidad. Su oposición es la desigualdad”, argumentó.       

Por su parte, la autora del libro planteó que el liberalismo contempla diversas vertientes y algunas pueden ser contradictorias. Está la mirada de Adam Smith, Karl Popper o John Rawls. Al respecto, el liberalismo clásico no es fácil de definir. “No es una respuesta categórica y global a todos los problemas. Los liberales clásicos consideraban a la libertad como un eje central para tener una sociedad buena. Sin libertad no hay modernidad, pero también existe una tensión entre libertad e igualdad. No es una ecuación perfecta”, planteó.     

Santa Cruz agregó que la igualdad es un anhelo importante, pues todos queremos una sociedad libre y justa, compasiva, donde exista igualdad de dignidad para todos. “Entre los siglos XVII y XVIII se produjo la revolución liberal que no quería una sociedad organizada en torno al origen social. Antes había privilegios para la corte, hoy las carreras están abiertas a todos los talentos. Adam Smith, por ejemplo, puso la noción de empatía para considerar al otro como igual”.

Por su parte, Squella volvió a la carga con el neoliberalismo y lo acusó de desprestigiar al liberalismo, pues se vincula con el individualismo y la búsqueda del personal beneficio. “El liberalismo en Chile se ha visto con sospecha. Chile no tiene una tradición liberal. Es una palabra que tiene pocos seguidores. El neoliberalismo es una versión del liberalismo, es el hermano feo. Hay que pensar que el progreso en nuestro país no ha sido sólo posible por el crecimiento económico. Los gobiernos de centro izquierda siguieron aplicando políticas neoliberales, pero con diversos énfasis en lo social”.

Finalmente, Lucía Santa Cruz planteó que la libertad económica es el fundamento de todas las libertades, pues impacta en el ámbito social, la educación y el avance en los países. “No hay que desvalorizar la libertad económica. Podemos tener divergencia en distintos temas valóricos, pero es peligroso decretar todo por ley. Existe una autonomía moral y los derechos sociales no son universales. Requieren de determinadas condiciones materiales que se vinculan a la realidad del país. La igualdad es una aspiración moral, nacemos con diferencias”.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio