Instituto de Ciencias Religiosas realizó ceremonia de graduación de Licenciados y Bachilleres en Estudios Teológicos, Bíblicos y Diálogo Ecuménico

Diez estudiantes recibieron sus diplomas de grado en una iniciativa inédita en América Latina, ya que se trata de la primera cohorte que como fruto del convenio suscrito entre nuestra Universidad y la Comunidad Teológica Evangélica de Chile, finalizaron sus estudios de pregrado en conformidad a las normas establecidas por nuestra Casa de Estudios.

09.07.2018

“En nombre de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso quiero decirles que estamos muy contentos por este momento, ya que hace tres años nuestra Casa de Estudios celebró un hecho histórico en nuestro país y Latinoamérica. La firma entre nuestra Universidad y la Comunidad Teológica Evangélica de Chile abrió la posibilidad de que los estudiantes de dicha institución cumplieran con los requisitos académicos concordados y pudieran acceder al grado de Licenciado en Estudios Teológicos, Bíblicos y Dialogo Ecuménico. Hoy con alegría felicitamos a los primeros graduados de dicha comunidad y les deseamos el mayor de los éxitos en su vida académica y eclesial”, señaló Claudio Elórtegui, rector de la PUCV.

La ceremonia de graduación de Licenciados y Bachilleres en Estudios Teológicos, Bíblicos y Diálogo Ecuménico estuvo encabezada por Monseñor Pedro Ossandón Buljevic, Administrador Apostólico de la Diócesis de Valparaíso y Pro Gran Canciller de la PUCV, quien abrió este solemne acto.

“Quiero agradecer a Dios por este encuentro académico ecuménico. Hoy la Universidad me abre sus puertas en compañía de los pastores evangélicos. Mientras más descubrimos a Jesucristo más se nos revela el amor de Dios que nos invita a dar razón de nuestra fe para que seamos una sola Iglesia, todos los pueblos de la tierra. Una gran labor y misión”, mencionó Monseñor Pedro Ossandón.

Kamel Harire, decano de la Facultad Eclesiástica de Teología de la PUCV, destacó el generoso y noble gesto de los miembros de la Comunidad Teológica Evangélica por haber confiado en esta Universidad.

“Gracias por vuestra valentía para vencer miedos y prejuicios absurdos. Sabemos que el temor es compañero de toda nuestra vida. Nosotros también tuvimos que refrenarlo convencidos que siempre contra los miedos y temores debe imperar la esperanza. Hoy celebramos haber sido capaces de dilatar nuestros horizontes, mentes y corazón. Nuestra tarea humana es converger y solo las personas que convergen se hacen aptas para ascender”, enfatizó.

Además, el académico reconoció el trabajo de los doctores Eugenia Colomer, Loreto Moya y Francisco Vargas, profesores de la Facultad Eclesiástica de Teología, quienes estuvieron a cargo del desarrollo de cada una de las etapas de este programa. “La doctora Eugenia Colomer, directora del Instituto de Ciencias Religiosas, por motivos de salud hoy no pudo acompañarnos. No obstante, desde el mismo instante en que comprometí mi palabra para estudiar la viabilidad de un reconocimiento y la creación de este programa conté con su apoyo absoluto e incondicional. Fue así como de manera natural se puso de inmediato al frente para conducir con rigor y laboriosidad, como todo lo que ella realiza, el proyecto con la Comunidad Teológica Evangélica”, comentó Harire.

Asimismo, Francisco Vargas, director interino del Instituto de Ciencias Religiosas, leyó en la ceremonia un saludo especial a los egresados enviado por la profesora Eugenia Colomer.

 

“Los verdaderos protagonistas de este proyecto son ustedes, nuestros estudiantes, quienes conforman la primera promoción de licenciados en Estudios Teológicos, Bíblicos y Diálogo Ecuménico. Recuerdo vívidamente a cada uno de ustedes, admiro su esfuerzo y perseverancia, el apoyo generoso de sus familias, pero por sobre todo el sentido que les anima profundizar la inteligencia de la fe, que no es otro que el anuncio de Jesucristo en el contexto actual: fascinante y desafiante. Dios habla en la historia, Dios clama y alienta la unidad del género humano; la unidad es un don y no depende de ningún voluntarismo humano. Los cristianos estamos llamados a testimoniar aquel don”, puntualizó la académica.

DISTINCIONES ACADÉMICAS

En reconocimiento a los alumnos que tuvieron las más altas calificaciones en su proceso de formación se entregaron premios especiales en esta actividad.

Robinson Reyes fue distinguido como el mejor graduado de la Licenciatura en Estudios Teológicos, Bíblicos y Diálogo Ecuménico. Además, el alumno Omar Cifuentes recibió los premios de mejor graduado como Licenciado en Estudios Teológicos, Bíblicos y Diálogo Ecuménico y como Bachiller en Estudios Teológicos, Bíblicos y Diálogo Ecuménico.

En nombre de los nuevos graduados y titulados compartió un discurso Omar Cifuentes. “La Pontificia Universidad Católica de Valparaíso ha extendido su mano y ha estrechado la de la Comunidad Teológica Evangélica con un objetivo noble y valioso, que consistió en construir una alianza del saber y de camaradería, de fe y esperanza. Este programa de extensión ha permitido a un grupo de hombres, y hago énfasis en el género, pues esperamos que se sumen también mujeres, sumergirse en el quehacer teológico universitario, formándose fuertes vínculos entre los participantes, no solo anclados en el intercambio de experiencias y conocimientos, sino también en la calidad humana y la fe en común experimentada”, reflexionó.

Esta actividad contó además con la presencia de Nelson Vásquez, vicerrector Académico de la PUCV; Juan Carlos Gentina, secretario general de la Universidad; Daniel Godoy, rector del Seminario de la Comunidad Teológica Evangélica de Chile, más la presencia de otras autoridades universitarias, profesores y funcionarios de la Facultad Eclesiástica de Teología.

Natalia Cabrera

Facultad Eclesiástica de Teología