Investigadores de lingüística editan libro sobre comprensión del discurso con uso de eyetracking

El texto contiene investigaciones centradas en el estudio del lenguaje humano y la comprensión de textos estáticos, analizado por medio de los movimientos oculares.

02.07.2020

Dos investigadores pertenecientes al Departamento de Lingüística del Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje PUCV, han editado recientemente el libro “Comprensión y discurso: Del movimiento ocular al procesamiento cognitivo” a través de Ediciones Universitarias de Valparaíso.

El volumen colectivo reúne investigaciones de más de 20 académicos y estudiantes, conectando el trabajo de tres laboratorios con equipamiento tecnológico de vanguardia centrados en el estudio del lenguaje humano (Universidad de Heidelberg, Alemania; Universidad de Costa Rica, Costa Rica; y Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Chile). El libro presenta en 16 capítulos diversas investigaciones relacionadas al procesamiento y la comprensión de textos estáticos y dinámicos por medio de la técnica del seguimiento y registro de los movimientos oculares (eyetracking, por su nombre en inglés).  

Uno de sus editores es el reconocido académico Giovanni Parodi, director en Chile de la Cátedra UNESCO en Lectura y Escritura, editor en jefe de la Revista Signos y coordinador científico del Laboratorio Lenguaje & Cognición PUCV. Es acompañado por el profesor e investigador, Cristóbal Julio, actualmente estudiante del programa de Doctorado en Lingüística del ILCL, quien además participa activamente de diversos proyectos de investigación y es coautor en múltiples artículos del área. Los editores declaran que el espíritu del libro desde su génesis busca poner en diálogo una multiplicidad de voces y dimensiones lingüísticas, conversación que se da entre investigadores de gran trayectoria con investigadores jóvenes, en una mezcla de “maestros, discípulos y estudiantes de pre y postgrado”.

El libro reúne temas que en otros contextos podrían llegar a parecer disímiles, como la comprensión de una segunda lengua, los estereotipos de género, lectura de textos multimodales, lectura de partituras musicales y los videojuegos. Sin embargo, los editores declaran que todas las dimensiones se hilvanan en una columna vertebral relacionada a la cognición humana, conectadas por el tipo de estudio y la técnica empleada: eyetracking. En este sentido, Parodi declara que “a todos nos interesa cómo la mente y el cerebro operan en el procesamiento y comprensión de textos de diversa naturaleza, tales como lectura de gráficos, de partituras, de sitios web, y de videojuegos, entre otros”.

Parte de la innovación que presenta el libro tiene que ver con este uso de la tecnología del seguimiento y registro de los movimientos oculares (eyetracking), siendo una técnica poco utilizada e indagada en Chile, particularmente en ciencias del lenguaje. Esta herramienta posee mucha versatilidad en la investigación lingüística, puesto que logra mostrar de forma precisa el lugar que una persona está mirando cuando lee y por cuánto tiempo se detiene. Cristóbal Julio, por su parte, reconoce que “es de mucha ayuda ya que permite observar dónde una persona se detiene mientras lee un texto, identificando elementos que podrían ser más importantes para darles sentido a su lectura. También a partir de estos movimientos podemos inferir procesos cognitivos específicos relacionados a la comprensión de textos escritos o a la comprensión de textos multimodales”.

La obra según sus autores puede ser un referente para muchos investigadores a nivel regional y nacional, debido a que la multiplicidad de metodologías puede aportar con miradas desde diversas temáticas para la resolución de sus propias investigaciones. “Creemos que las investigaciones que se presentan en este libro pueden también aportar con diferentes puntos de vista sobre el estudio del lenguaje usando una técnica novedosa en nuestra región como lo es el eyetracker”, señalan los editores. Ambos esperan como respuesta al texto, la publicación de investigaciones en estas áreas a través de métodos experimentales, relacionadas al proceso cognitivo lingüístico, que a su vez “permitan acercarnos de forma más directa a lo que ocurre en nuestra mente cuando leemos un texto”.

Por Gabriel Cerda

Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje ILCL