Red Promaker PUCV: instituciones se unen para donar 5 mil escudos faciales

La red busca masificar la producción del rediseño de escudo facial de Valparaíso Makerspace PUCV, desarrollados con impresión 3D, para colaborar en la protección de un mayor número de personal perteneciente a instituciones de salud pública frente al COVID-19.

18.03.2021

Durante el mes de marzo comenzó a operar la “Red Promaker PUCV”, iniciativa impulsada por Valparaíso Makerspace de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y conformada por otras 11 instituciones de cuatro regiones del país, las que se unieron para masificar la producción de un rediseño de un escudo facial a través del uso de la tecnología de impresión 3D.

Se trata de Cowork Atacama, Corporación de Desarrollo e Innovación de la Ilustre Municipalidad de Rancagua, Corporación O'Higgins Crea, ProteinLab UTEM, Laboratorio de Prototipado del Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería USACH, Fablab-Olmué, Centro de innovación UC Anacleto Angelini, PlayaLab, Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile, Departamento de Diseño Universidad de Chile, Laboratorio de Materiales Biobasados - BioLabFAU, LINNQ Lab y Corporación Hipoacusia de Chile.

El objetivo es colaborar con diversos organismos de salud pública durante la crisis sanitaria, especialmente con aquellos profesionales que se encuentran trabajando directamente con pacientes COVID positivo, de manera de contribuir a través de conocimientos y herramientas tecnológicas a la seguridad de uno de los sectores más afectados por el virus.

Camila Valenzuela, coordinadora general de la Red Promaker PUCV, manifestó que la conformación de esta red maker responde a un sistema de trabajo colaborativo con un marcado espíritu de cooperación y fin social, “pues la demanda por estos implementos en el área de salud crece a diario junto con los contagios. La idea es poder aminorarla y apoyar la gestión de diversos servicios de salud a lo largo de todo Chile”.

“Esta alianza demuestra que trabajando de manera conjunta y solidaria es posible suplir de mejor forma una necesidad que lamentablemente ha ido en aumento. Lo que también es posible gracias a la impresión 3D, que permite simplificar los procesos de fabricación de estos elementos de protección y hacerlo desde cualquier parte, siempre y cuando cuentes con las herramientas, materiales y tecnología”, puntualizó Carolina Vega, coordinadora Técnica y Logística de la red.

Cabe destacar que la conformación de esta red es liderada por la PUCV y responde a la segunda etapa del proyecto “Retos de Innovación” del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Corfo y el Laboratorio de Gobierno.

¿QUÉ ESCUDO SE ESTÁ DONANDO?

El rediseño de escudo facial “Promaker PUCV” elimina el uso del elástico, lo que disminuye la probabilidad de ser un posible foco de infección, tiene un diseño ergonómico, una visera cubierta, es de fácil armado y sanitización, disminuye la cantidad de filamento, así como las horas de impresión, lo que permite más elementos puedan ser producidos por hora. 

Además, el implemento fue testeado en usuarios y validado por el Laboratorio Lictex, autorizado por el Instituto de Salud Pública para estos fines, en cuanto a protección contra gotas y salpicaduras, valoración de campo visual, evaluación de zonas protegidas y de la protección lateral.

Por Nadia Flores

Dirección de Incubación y Negocios PUCV