Doctorado en Literatura de la PUCV es acreditado por cinco años

Dentro de los puntos destacados por la comisión evaluadora se encuentra la calidad del equipo académico, el que hoy se conforma de manera heterogénea y con paridad de género, elementos claves para la formación.

05.10.2020

Una excelente noticia recibió el programa de Doctorado en Literatura de la PUCV, al ser reacreditado por los próximos cinco años. La información fue entregada por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), lo que representa un gran reconocimiento al valioso trabajo que desarrolla, formando a postgraduados en las líneas de Literatura Latinoamericana, Estudios de la Cultura; y Teoría y Crítica Literaria.

El Doctorado en Literatura de nuestra Casa de Estudios es el programa doctoral en la especialidad más antiguo de la región y también uno de los más antiguos del país. Comenzó a operar a inicios de 1994 y a lo largo de su historia ha contado con cinco directores.

Durante los últimos años, el programa ha enfrentado algunas reestructuraciones y se constituyó un potente claustro académico, junto con la renovación de los programas de graduación de Doctores. Desde 2018, el Doctorado es liderado por el Dr. Raúl Rodríguez, académico del Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje (ILCL).

Sobre la acreditación por cinco años, el Dr. Rodríguez destaca que el programa ha crecido bastante y se ha fortalecido durante los últimos años, logrando un postgrado sólido y de calidad.

Dentro de los puntos destacados por la comisión evaluadora se encuentra la calidad del equipo académico, el que hoy se conforma de manera heterogénea y con paridad de género, elementos claves para la formación, acorde a su director. También se evaluó positivamente el trabajo realizado en extensión, donde se han invitado a importantes figuras de la crítica y literatura latinoamericana, además de generar convenios con instituciones del arte y la cultura de la región, logrando visibilizar sus trabajos a una comunidad más amplia.

“La acreditación es un respaldo a nuestro trabajo, pero aún más importante es la confianza que primero nos entregó la Dirección de Estudios Avanzados (DEA) de la Universidad, que nos ha apoyado desde que decidimos renovar el programa. Y luego la confianza depositada por las y los postulantes al programa, pues es ahí donde se ve de manera efectiva nuestro trabajo”, indicó.

El Dr. Rodríguez además destaca la firma de convenios internacionales con programas pertenecientes a algunas de las principales universidades de Argentina, Brasil, Colombia y Alemania. “Estas relaciones se establecen a partir de una forma compartida de enfrentar el estudio y la investigación literaria en el siglo XXI, lo que da cuenta del nivel de investigaciones que desarrollan las y los miembros del claustro. Esperamos fortalecer cada uno de estos puntos en los años que vienen”, advierte el académico.

UN TRABAJO EN EQUIPO

En 2017, el Doctorado en Literatura inició una nueva etapa. Se presentaron al proceso de acreditación, obteniendo dos años. En 2019, iniciaron el trabajo con vistas a la reacreditación, que acaba de concluir.

“Pasamos de dos a cinco años, un excelente resultado que da cuenta de un trabajo en equipo, que apostó no solo por realizar de la mejor manera posible las tareas de gestión que involucran el desenvolvimiento de un programa de postgrado, sino también por ofrecer un doctorado que piensa la literatura y la cultura, así como sus vínculos con otras disciplinas, a partir de su importancia para la sociedad en su conjunto. En otras palabras, nuestro programa asume una mirada crítica del presente, e intenta comprenderlo con vistas a su transformación”, complementó su director.  

A partir de su reestructuración, el Doctorado en Literatura cuenta con tres líneas de investigación: Literatura Latinoamericana, Estudios de la Cultura; y Teoría y Crítica Literaria. Ahora bien, estas líneas contemplan la inclusión de tres perspectivas críticas, que son  abordadas diferencialmente en cada asignatura, y de manera explícita en los cursos electivos: “Conformación del espacio y desplazamientos”; “Teorías y poéticas sobre el género, el cuerpo y los afectos”; y “Medios y soportes de la producción simbólica”.

En 2017 se presentaron tres postulantes y se matricularon dos seleccionadas. Para la convocatoria 2020 postularon 13 y se matricularon ocho seleccionados. Esto da cuenta del interés en el programa, así como de su crecimiento. En cuanto al equipo de profesoras y profesores, se trata de un grupo que participa activamente del medio, contribuyendo a su dinamización y a nivel latinoamericano. De ahí que una de sus principales metas sea contar con un número importante de estudiantes provenientes de otros países.

“En cuanto a la proyección, un programa de doctorado como el nuestro no solo debe contar con un equipo sólido y con buenas y buenos estudiantes para mantenerse adecuadamente en el tiempo. También debe trabajar a favor del desarrollo de los estudios literarios y ello siempre de manera interdisciplinaria, que es uno de nuestros puntos importantes (…)  Como programa, nos proyectamos formando estudiantes y trabajando para que quienes aún no han nacido puedan reconocer un mundo formado por una humanidad distinta a la que hoy lo está destruyendo”, concluye el director.

Más información del programa en el siguiente link.

Postgrados PUCV