Ir a pucv.cl

Instituto de Biología PUCV se suma a red de Universidades que realizan análisis para la detección de SARS-CoV-2 a través del método PCR.

La Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) solicitó al inicio de la pandemia laboratorios de investigación de universidades que pudiesen participar en el diagnóstico del virus SARS-CoV-2. A través de esta iniciativa fueron seleccionados dos laboratorios de nuestra Universidad. El convenio realizado entre la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y el Ministerio de Salud puso al servicio de la comunidad los laboratorios de Patógenos Acuícolas del Instituto de Biología y el de Diagnóstico Molecular de Tecnología Médica, para enfrentar la actual crisis sanitaria y ampliar la capacidad de exámenes de muestras en la región de Valparaíso.

El laboratorio de Patógenos Acuícolas, dirigido por el Dr. Sergio Marshall, cuenta con Diagnóstico Viral validado por instancias nacionales e internacionales. En ese sentido, tenemos procedimientos y medidas de seguridad acreditadas que se aplican al proceso actual con extrema estrictez para velar por la salud de los involucrados. Los equipos de voluntarios de la universidad han debido adecuarse a los protocolos de bioseguridad de muestras humanas con Elementos de Protección Personal (EPP) exigidos por la autoridad. Por otra parte, dado que contábamos con el laboratorio de diagnóstico validado, no hubo que hacer modificaciones en los espacios, con la excepción de complementar con una segunda campana de flujo laminar para facilitar el trabajo de grupo y hacer más eficiente los tiempos para realizar los análisis. 

El Dr. Marshall destaca que “es de una importancia crucial, pues somos  una Institución  de enseñanza superior, pero también de servicio a la comunidad, por lo que ante esta situación de emergencia sanitaria nacional era nuestro deber moral ponernos a disposición del Ministerio de Salud y ANID para compartir nuestras capacidades científicas y tecnológicas en el ámbito del diagnóstico”.

Los procedimientos de diagnóstico, extracción de RNA y detección de SARS-CoV-2 por RT-qPCR están estandarizados a nivel nacional y mundial, esto obliga a ceñirnos a los protocolos y normas previamente establecidas frente a las cuales hemos tenido que validarnos con muestras ciegas para definir si somos capaces de ajustarnos a los estándares. Luego de afinar los protocolos y validar las metodologías, hemos sido validados y certificados por el Instituto de Salud Pública (ISP) y la Seremia de Salud para comenzar a operar desde el 15 de junio, por lo que ahora nuestra contribución al diagnóstico es segura y robusta. El número de muestras a analizar diariamente puede ser muy variable y en un principio iniciaremos con 30 muestras diarias por ciclo de análisis. Sin embargo, si la contingencia requiriese de un número mayor, se podría definir un programa de turnos que nos permitiera trabajar  las 24 horas y doblar así el número de muestras a analizar sin perder de vista que ello requiere eficiencia y la no dilación por sobre 24 horas de los tiempos de entrega de los resultados a la instancia correspondiente.

Equipos humanos integrados por académicos, investigadores y funcionarios con la la preparación técnica-científica adecuada participan en este proceso tan delicado, como es el definir, para este caso, si una muestra es positiva o negativa ya que afecta decididamente el futuro y la vida de una persona. Por ahora, el laboratorio  trabaja con 10 personas a lo que se agrega personal de relevo, involucradas directamente, tanto como operadores de laboratorio manejando las muestras, como profesores encargados de la gestión y de la validación de los resultados.

La Dra. Vitalia Henríquez, Directora del Instituto, y el Dr. Fernando Gómez, comentan la importancia de este desafío, haciendo énfasis en la oportunidad para generar nuevas líneas de investigación, nuevas soluciones diagnósticas para SARS-CoV-2, ya sea a nivel de detección genética como de inmunodiagnóstico. Asimismo, se ha postulado al nuevo fondo concursable que se ofrece para la investigación científica en SARS-CoV-2, impulsado por la ANID.

La Jefe Técnico del Laboratorio SARS-CoV-2, Dra. Carla Gutiérrez, señala que “la actual emergencia sanitaria confirma la gran relevancia que tienen la ciencia y sus investigadores en beneficio de nuestra sociedad“ “y que “como Postdoctoral Conicyt es un deber prestar sus servicios al país”. Uno de los integrantes de este equipo, Álvaro Labra, funcionario del Instituto de Biología (IB)  señala que “se sienta un precedente para aplicar el conocimiento consolidado que posee nuestro equipo de investigación en el área de patógenos animales hacia la investigación de patógenos humanos”. Por otro lado, Carolina Escobar, Sandra Zelada y Claudia Ojeda, también funcionarias del Instituto de Biología, junto a Paulina Araya (Licenciada en Bioquímica) y Cristian Muñoz (Biólogo), estos últimos asistentes de investigación  destacan “sentirse comprometidos con el trabajo que desempeñan, siendo reconfortante aportar al control de la pandemia”.

Por último agregar  que el Instituto de Física también ha concurrido a participar en esto, con la entrega de la impresión 3D de escudos faciales, así como también el Decanato de la Facultad de Ciencias que ha facilitando la logística y los permisos necesarios para generar una coordinación multidisciplinar y solidaria.