Académicos PUCV son los más citados en prestigiosa editorial internacional Wiley

Los profesores Hanns de la Fuente-Mella de la Escuela de Comercio y Víctor Leiva de la Escuela de Ingeniería Industrial son dos de los autores del artículo “Modelos de regresión logarítmicamente simétricos para cuantiles” aplicado a la industria cinematográfica.

22.04.2022

Los académicos PUCV, Hanns de la Fuente-Mella de la Escuela de Comercio y Víctor Leiva de la Escuela de Ingeniería Industrial, son autores junto con Helton Saulo y Alan Da Silva de la Universidad de Brasilia y Luis Sánchez de la Universidad Austral de Chile, del artículo titulado “Modelos de regresión logarítmicamente simétricos para cuantiles”.

El artículo fue aplicado a la industria cinematográfica con datos obtenidos mediante web scraping, una técnica relacionada a big data, publicado recientemente por la prestigiosa editorial internacional Wiley y fue el paper más citado en el periodo del 1 de enero de 2020 y el 31 de diciembre de 2021.

Al respecto, el profesor De la Fuente-Mella explicó que en la publicación se trabajó con distribuciones de probabilidad que se asocian con una variable que mide alguna característica de interés. Esta variable debe tomar valores positivos en un intervalo numérico continuo, como un ingreso monetario, por ejemplo, y debe tener una distribución asimétrica hacia la derecha, es decir, una mayor concentración de datos en la izquierda de la curva de probabilidades.

“Una distribución estadística asigna a cada suceso posible una probabilidad de que éste ocurra. En el paper se estudió un modelo estadístico de regresión basado en una de estas distribuciones mediante una función matemática que relaciona una variable de interés y otras variables que explican su comportamiento”, advierte el académico.

Por su parte, el profesor Leiva explicó que usaron una nueva familia de distribuciones de probabilidad llamada “logarítmicamente simétrica” que se puede emplear para generar un modelo estadístico que describe distintos fenómenos.

“Este modelo es muy general y útil porque fue formulado para estimar cualquier percentil (o cuantil; como, por ejemplo, la mediana o valor del centro), más que solo para un promedio como en la mayoría de los modelos estadísticos, haciéndolo novedoso. Este modelo general se puede aplicar a varias áreas, pero lo aplicamos a la industria cinematográfica. Específicamente, a los ingresos monetarios que generan las películas a través del número de personas que las ven, lo que se conoce como taquilla, así como en las votaciones acerca de si les gustó o no la película. Además, los datos usados se obtuvieron de una forma muy ingeniosa y moderna, llamada web scraping, que significa extraer datos desde la web de una manera no tradicional, es decir, utilizando técnicas de big data para observaciones no estructuradas, es decir, datos que no están en filas y columnas de una planilla Excel”, precisó el profesor.

Entre las conclusiones obtenidas en el paper, se estableció que, en 2018, la cinematografía movió más de 40 mil millones de dólares, una alta cifra para los mercados de entretenimiento que existen en el mundo. Los investigadores trabajaron con datos recabados en Norteamérica (EE.UU. y Canadá,) antes de la pandemia COVID-19, con ambos países representando el 30% del mercado del cine internacional.

CINE Y ESTADÍSTICA: UNA “DUPLA” QUE PUEDE GENERAR NUEVOS DATOS

Los resultados recogidos por los investigadores tienen varias implicaciones, no sólo a nivel estadístico, sino que también en el ámbito económico del mercado cinematográfico. Por ejemplo, encontraron que a medida que el presupuesto para elaborar estas películas aumenta, también lo hace la taquilla, no sólo en el número de entradas vendidas, sino también en el puntaje que las personas dan de las películas.

“Nosotros validamos estas percepciones de nivel social sobre la inversión. No siempre ocurre que la inversión produce una mayor taquilla. Hay mercados europeos en que la cinematografía invierte bastante en algunas películas que no tienen una buena acogida en el público. Encontramos que, mientras mayor sea el presupuesto de las películas norteamericanas, mayor es el impacto en la taquilla”, advirtieron ambos.

La percepción del público se midió en estos dos grandes mercados cinematográficos de EE.UU. y Canadá, lo que se registró mediante diversas vías. “Normalmente, para medir percepciones se usan escalas Likert con valores de cinco o siete puntos. En estas escalas, se recoge la percepción de los consumidores de cine sobre alguna película en particular. En EE.UU., a menudo, después de ver la película, uno puede ocupar una botonera para marcar si ésta te gustó o no. Hoy en día, hay nuevas formas de evaluar mediante internet, redes sociales, y además las plataformas de compras del ticket suelen enviar un email para hacer la evaluación”, complementaron los autores.

Sobre el premio mencionado, el artículo fue el más citado en la editorial Wiley por la aplicación que utilizaron los investigadores, que es muy novedosa y también porque es una investigación que se encuentra en las fronteras del conocimiento, con respecto a distribuciones de probabilidad y modelos estadísticos.

“Además, nuestro modelo se aplicó a una industria donde no hay mucha investigación en términos estadísticos. Usualmente, hay más investigación en el impacto cultural o en la recaudación de las películas. Nosotros no analizamos temas presupuestarios, sino que el efecto de esa recaudación y por qué se produjo, mediante el uso de nuevos modelos de regresión para cuantiles. Este hallazgo podría ser útil para realizadores cinematográficos que quieran tener una mejor taquilla con un presupuesto menor, con nuestro modelo entregando pautas para lograr esa meta”, concluyeron.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio