Escuela de Agronomía entregó plantas nativas medicinales propagadas in vitro a comunidad de Rapa Nui

Los asistentes recibieron información valiosa sobre el proceso de trabajo que se ha realizado para concretar estas acciones de propagación masiva sustentable, emprendidas desde la PUCV por un equipo de investigación multidisciplinario.

20.04.2021

En el marco del Día internacional de la Salud, distintos integrantes de la comunidad rapanui se reunieron para participar de la ceremonia de entrega de ejemplares de vitroplantas propagadas en el Laboratorio de Propagación de la Escuela de Agronomía PUCV, iniciativa que forma parte del proyecto FONDEF IT18I0015 dirigido por la académica Mónica Castro y que busca revertir el estado vulnerable de conservación en el que se encuentran las especies Curcuma longa “Pua” y Microsorum scolopendria “Matu’a pua’a”, plantas de alto valor para la medicina tradicional de Rapa Nui.

La reunión tuvo lugar en dependencias de CONAF Rapa Nui y contó con la participación de actores y representantes de organizaciones que han estado en permanente vínculo con este proyecto, como el mismo CONAF, la Municipalidad de Rapa Nui, el Hospital Hanga Roa y el Liceo Aldea Educativa HONA’A O TE MANA, entre otros. Los asistentes pudieron recibir información muy valiosa sobre el proceso de trabajo que se ha venido realizando para concretar estas acciones de propagación masiva sustentable, emprendidas desde la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso de la mano de un equipo de investigación multidisciplinario. 

En modalidad virtual, la académica Mónica Castro realizó una presentación donde pudo dar cuenta de todo el proceso de trabajo realizado desde que se colectó el material en la isla y se comenzó a propagar in vitro en el Laboratorio de Propagación de la Escuela de Agronomía, su enraizamiento, aclimatación y posterior envío a la isla -con todas los desafíos que conlleva enviar plantas hasta allá- enseñando en términos generales de qué forma es posible realizar esta propagación masiva usando técnicas científicas.

Tras ello, Valeria Fernández, Ingeniera Agrónoma, quien trabaja en Isla de Pascua como investigadora de la PUCV en esta investigación y quien además es la encargada de ser el nexo directo con la comunidad isleña, expuso parte de su trabajo, correspondiente a la evaluación del comportamiento fenológico, productivo y caracterización de los componentes bioactivos de ambas especies propagadas ya en la isla, además de diseñar e implementar estrategias de formación de capacidades con las comunidades para asegurar el futuro manejo sustentable del Matu’a pu’a y la Pua en Rapa Nui.

Finalmente, Leda Guzmán, profesora del Instituto de Química de la PUCV, encargada de la caracterización bioquímica y evaluación de la actividad biológica de ambas especies, pudo presentar los avances de las distintas investigaciones que han realizado sobre los componentes que presentan ambas especies, buscando conocer qué compuestos son los que efectivamente tienen y en qué parte de la planta se ubican con el fin de evitar utilizar la planta completa al momento de elaborar preparados medicinales y concluyendo que poseen potentes acciones antiinflamatorias, antivirales y antioxidantes.

Sobre la iniciativa, la directora del proyecto agradeció la presencia, el interés y todo el apoyo recibido por parte de los distintos actores involucrados en esta linda iniciativa, quienes forman parte esencial de esta cadena de trabajo que busca beneficiar directamente a las comunidades.  “Estamos muy contentos de efectivamente poder llegar con las plantas a la comunidad de Rapa Nui, que son los primeros usuarios de este material, en los 22 meses de esta segunda etapa del proyecto se han realizado 5 envíos de plantas a Rapa Nui, alcanzando un total de 3.280 plantas de Pua y 940 plantas de Matua’a pua’a”, señaló la académica. 

Por su parte, Francisco Vergara jefe de la Oficina del SAG Rapa Nui valoró positivamente los resultados del proyecto, “Me impresiona gratamente este proyecto. Muchas veces hemos visto a universidades que vienen a la isla a hacer estudios, pero esta es la primera vez que vemos una interacción real con la comunidad. Más allá de venir a realizar investigaciones, tener los resultados y evaluar si una hipótesis fue positiva o negativa, quisiera destacar y felicitar al equipo por toda la integración real. Muchos de los proyectos que vienen solo generan un manual, tríptico algo así, pero en lo personal, no me había tocado ver como un estudio integra efectivamente a muchos eslabones del territorio donde se está realizando, en este caso la comunidad Rapa Nui”.

Los ejemplares enviados en distintas fechas desde el Laboratorio de Propagación, fueron recibidos y establecidos en el vivero Mataveri Otai de CONAF en la isla, los que una vez aclimatados a las condiciones tropicales han sido entregados a diferentes representantes de la comunidad. En esta ceremonia se hizo entrega de plantas de Matu’a pu’a y Pua a todos los asistentes como representantes de diferentes instituciones.

Por Katia Mardones

Escuela de Agronomía PUCV