Expertos universitarios chilenos llaman a valorar los mensajes de la nueva encíclica papal para la actualidad

El lanzamiento de la edición de la CECH y Ediciones UC de la Encíclica del Papa Francisco, fue comentada por expositores como Pedro Morandé, Ana María Stuven y Mons. Celestino Aós.

16.11.2020

A principios de noviembre, se presentó la edición de la nueva Encíclica Papal “Fratelli Tutti”, momento que no estuvo exento de vinculaciones al Chile actual y en donde existió un consenso: el texto insta a la acción y nos llama a un cambio de actitud transversal.

“Fratelli Tutti” (hermanos todos) es la tercera encíclica social del papa Francisco y gira en torno a la fraternidad y la amistad social, bajo la premisa de que todos somos hermanos, como una de las enseñanzas de San Francisco de Asís, orientada a un mundo en crisis acentuada por la pandemia. 

La encíclica fue editada en conjunto por la CECH, Pastoral UC y Ediciones UC y contó con la participación de destacados expositores de distintas áreas, quienes fueron moderados por Matilde Burgos, periodista de CNN Chile. 

El Rector UC, Ignacio Sánchez, destacó al inicio del evento, que la encíclica: “nos invita a reaccionar ante la cultura del descarte. (…) Es necesario desarrollar sociedades abiertas, que integren a todos los que la componen.” Dentro de esto, recalcó su compromiso como Universidad para “aportar en la renovación de nuestra convivencia nacional” y “avanzar hacia una sociedad humana y fraterna”.

Por su parte, Mons. Celestino Aós, como franciscano, hizo hincapié en la fraternidad desde su base: “San Francisco se dirige a todos los hermanos y hermanas. Ante él cada persona es un don de Dios. (…) Es una forma de vida, un modo de entender la creación. El Papa también quiere que nosotros vayamos entrando en ese estilo y debemos tenerlo muy presente”.

Junto con el llamado a promover la fraternidad en Chile desde el diálogo, “con hechos, en la política y en la vida de cada día”, el Cardenal acotó que: “tenemos que estar decididos a repensar nuestra fe, nuestra situación en la sociedad, pero con esta voz: con un gozo por los demás y por Jesucristo, y el Papa también quiere que nos orientemos por ahí”.

En la misma línea del cambio presente, el texto fue comentado por el Doctor en Sociología, Pedro Morandé, quien consignó a la encíclica como un “avance inmenso en la tradición de la doctrina social de la iglesia”, que aporta desde la mirada de “un contexto globalizado e interdependiente a la comprensión más profunda del plan de Dios en estos momentos de la historia”.

Ana María Stuven, candidata al Premio Nacional de Historia 2020 y creadora de la Fundación Abriendo Puertas, también sumó su reflexión al contexto presente y vio a “Fratelli Tutti” como una instancia para que la “jerarquía eclesiástica retome un mayor compromiso y voz pública en la promoción de la fraternidad chilena en el contexto actual”, tomando en cuenta elementos como que “la encíclica repite 65 veces la palabra dignidad” y llamando a que a nivel humano se pueda “ofrecer verdadera igualdad de oportunidades, de hermandad” con una “misión mediadora y fraterna de la política y en contra el miedo”.

Si bien el espíritu de reorientación primó entre las reflexiones, también los expositores contemplaron que son procesos que llevan tiempo, en palabras de la presidenta del Consejo de Ética de los Medios de Comunicación de Chile, María José Lecaros: “El Papa no asegura un éxito en corto plazo, no parece interesarle. Sí le importa que se inicie el cambio de actitud en los corazones. Que dejemos de lado el “yo”, y nos coloquemos en modo “nosotros”, que afinemos la escucha y que apuntemos a acciones en conjunto”.

La carta encíclica puede adquirirse en estas librerías:

Librería Ediciones UC

Librería de la Conferencia Episcopal de Chile

La presentación puede verse en el siguiente link

Pastoral UC