Conjunto Folklórico PUCV vuelve a los escenarios con presentación en PCdV

Luego de casi dos años sin presentaciones presenciales, el conjunto folklórico PUCV mostró en escena un conjunto de piezas musicales y bailes desde la perspectiva tradicional campesina de Chile.

31.08.2021

El Conjunto Folklórico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, en el marco del cierre del proyecto FAE (Fomento a las Artes y el Patrimonio) del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio adjudicado por la Compañía Movimiento Continuo, se presentó en el Parque Cultural de Valparaíso (PCdV) con un repertorio campesino de la zona central de Chile.

Jimi Molina, director artístico del conjunto, expresó en la oportunidad que “indudablemente es una gran alegría para todos nosotros, porque cobra sentido y se recupera la esencia de estas expresiones, que son físicas y corporales”. 

Cabe destacar que esta ha sido la primera actividad en formato presencial que tiene el grupo desde el inicio de la pandemia: “Fue complejo, porque la mayor parte del tiempo hemos estado con ensayos remotos, así que debimos readaptarnos a estos ensayos presenciales, que logramos concretar”, añadió.

Presentaron en la oportunidad una selección de danzas variadas que consta de: balambito, cueca de destrezas y una resbalosa propia del Norte Chico. “Esto está pensado en nuestras presentaciones vinculadas con Fiestas Patrias, en este caso siendo un repertorio campesino, ubicado en la zona Central de Chile”.

La instancia cerró con un conversatorio, en que las y los asistentes pudieron realizar preguntas a cada representante de los diversos conjuntos artísticos.

FOLKLOR EN PANDEMIA

El Conjunto Folklórico fue creado a comienzos de 1974 bajo la dirección de Margot Loyola y Osvaldo Cádiz, al alero de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, siendo “Música, leyenda y danza”, su primera presentación acaecida en el Teatro Velarde de Valparaíso.Desde entonces ha desarrollado una intensa e ininterrumpida labor de difusión en diferentes espacios culturales del país y del extranjero a través de las artes escénicas.

Durante la pandemia, según comentó Jimi Molina, fue complicado mantener el trabajo del equipo con la falta de presencialidad. “Estábamos acostumbrados a una rutina y una cartelera permanente en la Universidad. Debido a la pandemia debimos trasladar ese trabajo a una modalidad digital, que es difícil de enfrentar para una disciplina que es eminentemente presencial”.

Añadió que esto representó un desafío importante para el conjunto, que se fue adaptando poco a poco al formato online, adecuando los contenidos propios del folklor a este. “Hicimos una serie de cápsulas informativas y pedagógicas, explicando la metodología de trabajo y también mostrando algunas obras”.

Por Macarena Rojas

Dirección General de Vinculación con el Medio