PUCV y otras cinco universidades latinoamericanas dan inicio a Hackathon Laudato Si’

En la instancia se discutió sobre la aplicación de la mencionada encíclica en nuestro presente, la aplicación de la tecnología y el valor de su apoyo para superar las problemáticas provocadas por la crisis sanitaria.

22.09.2020

¿Cómo estamos construyendo nuestro futuro? Ésta es la pregunta guía de la Encíclica Laudato Si' del Papa Francisco y que convocó esta Hackathon, en la que 120 estudiantes de seis universidades de cinco tendrán que proponer soluciones innovadoras frente a un reto relacionado con la cotidianidad y el cuidado de la Tierra.

Este encuentro surgió como una de las actividades a realizar en el marco de la celebración del quinto aniversario de esta carta papal. Se trata de una instancia de creatividad e innovación tecnológica organizada por la Pontificia Universidad Javeriana Bogotá y apoyada por cinco casas de estudio de cuatro países: Universidad IBERO (México), Universidad Loyola (España), Universidad Católica de Salta (Argentina), Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (Chile) y la Universidad Javeriana Cali (Colombia).

Su sesión inaugural contó con la intervención de Alfonso Gómez Palacio, abogado de la Pontificia Universidad Javeriana y actual presidente ejecutivo de la región Hispam Norte en Telefónica, además de un panel de expertos de las cuatro universidades que participan en esta Hackathon, instancia en la que abordaron diferentes temas presentes en la Encíclica: las soluciones basadas en tecnología, la indiferencia, el trabajo interdisciplinario, la justicia social y ecológica, entre otros.

Fueron los rectores de las universidades participantes quienes inauguraron la ceremonia. Jorge Peláez, de la Pontificia Universidad Javeriana Bogotá, expresó que “es muy grato constatar que esta iniciativa ha tenido una entusiasta acogida por parte de los rectores, profesores y principalmente los estudiantes, que son los grandes protagonistas”.

Concuerda con él Claudio Elórtegui, rector de la PUCV, quien afirmó que “son ellos (los estudiantes) los herederos de esta tierra, y el trabajo conjunto que puedan realizar para responder a los desafíos planteados es un signo visible para lo que todos podamos realizar, empujando a los líderes mundiales a grandes acuerdos”.

En la oportunidad, también agradeció a los organizadores por impulsar a las universidades en dar lo mejor de nuestro trabajo en aras del bien común y de la formación integral de los estudiantes, donde los valores son piedra angular para la construcción de una sociedad más justa y fraterna. “Ante este panorama actual, que puede parecer un poco pesimista, la Encíclica nos plantea como respuesta la esperanza del Evangelio de la creación, a través de la luz de la fe y del diálogo multicultural que incluye a la espiritualidad y la religión”, agregó.

DESAFÍOS Y REFLEXIONES

Alfonso Gómez Palacio resumió las palabras de los rectores en una frase que guio gran parte del panel sobre la Encíclica: esperanza llevada a la acción. “Tenemos el reto de repensar el mañana, definir cómo vamos a salir de la pandemia, cómo vamos a construir una sociedad digital, inclusiva y sostenible”, argumentó.

Uno de los desafíos más importantes, según el padre Cristian Eichin, profesor de la Facultad Eclesiástica de Teología de la PUCV, es aquél relacionado a la educación: “la preocupación de esta encíclica también pasa por el desafío educativo. Lo que nos presenta el Papa va en esa línea: educarnos para transformar. Implica educar-nos mutuamente, en fraternidad”.

Concordó con él Alfonso Gómez: “el reto más importante lo están enfrentando las instituciones educativas, muchas han debido adecuarse para dictar clases virtuales. Es un desafío que no podemos omitir”, concluyó.

Por Macarena Rojas

Dirección General de Vinculación con el Medio