Por finalizar se encuentra el Diplomado en Docencia Universitaria

El diplomado se encuentra en el cuarto y penúltimo módulo. Los docentes se encuentran profundizando estrategias para planificar e implementar clases activas centradas en el estudiante.

23.10.2018

La octava versión del Diplomado en Docencia Universitaria -una iniciativa de la Vicerrectoría Académica PUCV, a través de la Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria (UMDU)- acaba de finalizar su cuarto módulo, el cual buscaba desarrollar competencias docentes permanentes en los profesores participantes.

Cabe recordar que este programa colabora con el Proyecto Educativo de la Universidad en su compromiso con una formación de calidad, y además, está estructurado con el Marco de Cualificación de la Docencia Universitaria PUCV, “destinado a orientar y apoyar la docencia de los académicos, impulsando el mejoramiento continuo y la innovación de la enseñanza”.

Actualmente, 25 docentes participantes han completado los siguientes módulos: “Ser Docente PUCV”, “Planificación para el Aprendizaje”, “Evaluación para el Aprendizaje” “Enseñanza y Ambiente para el Aprendizaje”. Posteriormente, deberán hacer lo mismo con “Tecnologías para el Aprendizaje” y la segunda parte de “Planificación para el Aprendizaje”.

IMPACTO EN LA DOCENCIA

Para Lorena Jorquera, docente y Jefa de Investigación de la Escuela de Ingeniería en Construcción, este Diplomado ha sido un valioso aporte. “Soy una docente que siempre hizo clases a cursos de posgrado, entonces es otro tipo el estudiante, con muchas ganas de aprender. Me tocó ahora tomar un curso de primer año de Ingeniería en Construcción y son estudiantes que vienen con otras expectativas, son millenials. En el Diplomado he podido obtener herramientas para poder manejar este tipo de cursos, que además de las características propias de cada curso, es muy numeroso, de 50 a 70 estudiantes”, indicó Jorquera.

Según la docente hay una brecha generacional también con sus estudiantes y el Diplomado también le ha ayudado a modernizarse. “Las clases me han funcionado súper bien, porque desde que tomé el Diplomado ahora yo he visto que los chicos están mucho más motivados. Les cambié las actividades en clases, ahora hago talleres grupales, con posters donde ellos mismos presentan. Entonces, de verdad para mi me ha servido mucho porque me ha permitido tener herramientas para poder enfrentar cursos de este tipo y con estudiantes muy heterogéneos”, aseguró Jorquera.

Paulo Donoso, docente del Instituto de Historia, se inscribió porque hace clases a estudiantes de primer año, lo cual conlleva una serie de dificultades y desafíos. “Yo ya había tomado algunos talleres de la UMDU, pero consideré que el Diplomado era una instancia más completa para adquirir todas las herramientas que yo no tuve durante mi pregrado porque soy Licenciado en Historia. Entonces ese plus me sirve mucho para poder enfrentar un Instituto que imparte dos carreras finalmente. Siento que el Diplomado me va a entregar los instrumentos fundamentales para enfrentar mi docencia. Por otro lado, también permite conocer las inquietudes académicas de otros docentes de la Universidad que están en la misma situación que yo”, señaló el docente.

Por Francisco Rivera A.

Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria