2° misión técnica AUIP en la PUCV: “avanzando en calidad e interdisciplina del postgrado”

La actividad que se desarrolló durante dos días contó con la participación de directores, egresados y estudiantes tesistas de los programas de Doctorado de la Universidad.

23.03.2022

Avanzar en términos de calidad, generar innovación, fomentar la interdisciplina y profundizar los vínculos internacionales, fueron algunos de los desafíos que se abordaron en la segunda misión técnica realizada por la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado (AUIP) que se realizó en la Casa Central de la PUCV durante los días 21 y 22 de marzo.

Como panelistas participaron el catedrático de División de Estudios de Postgrado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Luis Felipe Abreu, y el académico de Derecho Procesal de la Universidad de Salamanca (España) y consultor del Banco Mundial, Nicolás Rodríguez, este último estuvo conectado de manera virtual desde Argentina.

La actividad, que contó con la presencia de directores, estudiantes tesistas y egresados de los programas de Doctorado de la PUCV, fue encabezada por el vicerrector (s) de Investigación y Estudios Avanzados, Arturo Chicano; la directora de Estudios Avanzados, Nina Crespo; y el director de aseguramiento de la calidad institucional, Alejandro Sotomayor. 

El vicerrector Chicano, añadió que “para nosotros como institución y programa de postgrado de la PUCV es muy importante lo que nos puedan señalar hoy. Agradecemos también la participación de los directores de los programas de Doctorado. Creo que en la materia que van a tratar será muy importante contar con las experiencias que nuestra Institución ha desarrollado durante los últimos 12 años. Como preocupación hemos buscado disminuir los tiempos de trabajo de las tesis en función de un proceso de calidad que debe estar revisándose constantemente”, añadió.    

Por su parte, el director Alejandro Sotomayor señaló que el encuentro se relaciona con el proceso reciente de autoevaluación y acreditación, donde la PUCV logró una máxima acreditación por siete años, lo que significa un enorme reconocimiento a la calidad de la formación que entrega, al nivel de las mejores universidades del país, donde el doctorado ocupa una función esencial.

“La PUCV es una de las instituciones con más programas de doctorado, con más alumnos en Chile haciendo estos postgrados y con más programas acreditados, siendo uno de los planteles con los docentes más calificados en el país. Recientemente, se hizo un proceso de autoevaluación donde se identificó la necesidad de mejorar el tiempo de permanencia de los estudiantes de postgrado, en especial en doctorado. Se tomaron medidas en relación a la renovación curricular y la actualización del modelo educativo”, complementó.

EXPOSITORES DESTACARON VINCULACIÓN CON LA PUCV

El Dr. Nicolás Rodríguez agradeció a la PUCV por solicitar esta misión técnica de la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado. “Querer dar un salto hacia adelante, llamar a la AUIP y permitir que dos investigadores podamos hablar como iguales sobre cómo vemos los programas es muy positivo. Esto entronca con una línea de trabajo de la Asociación, esta misión busca ayudar a reflexionar, poner algunas cosas en común, a entregar sugerencias o propuestas, fortalecer algunas áreas y compartir nuestra experiencia en las universidades donde colaboramos. Venimos a trabajar codo a codo y que después podamos decirles cómo evolucionar”, adelantó.

Por su parte, el catedrático Luis Felipe Abreu añadió que el principal reto que tenemos hoy en día es transitar de modelos que han sido diseñados para las rutinas y repetición. Hoy enfrentamos una transformación acelerada hacia sistemas de alto dinamismo que exigen un cambio constante y una ruptura de conceptos, de retos y posibilidades de auto-organización, donde el postgrado puede ser la “locomotora” de estos cambios.   

“Observamos en las universidades latinoamericanas la necesidad de crear modelos organizativos que permitan esta colaboración interdisciplinar y enfrentarse a problemas complejos. Nuestras formas de trabajo tienen muchos años y nos cuesta visibilizar las oportunidades actuales. En América Latina los sistemas de evaluación de los académicos son unidisciplinares, cuántos artículos publicaste, cuantas referencias tienes y se buscan cuestiones muy puntuales, pero se empieza a ver un cambio cuando hay colaboración entre diferentes campos. El derecho empieza a opinar sobre los problemas ambientales, comienzan a abrirse ciertas ventanas que superan la estructura tradicional, pero deben ser cuidadas, fertilizadas para que crezcan, fomentarlas y al final se tornan muy productivas. Abordar los problemas de hoy implica siempre la colaboración entre varios campos de conocimientos humano”, indicó Abreu.

EL POSTGRADO Y SUS DESAFÍOS

De acuerdo al profesor Abreu, los principales desafíos del postgrado en la actualidad son lograr una organización adaptativa que cambie continuamente, conforme se va moviendo la frontera del conocimiento, las necesidades sociales, estudiantiles y el bien común.

“Se dice que la universidad tiene tres funciones: investigación, ciencia y vinculación. Hay que añadir la búsqueda de un bien común y lograr articular esto en los postgrados, donde se genera el conocimiento, se incuba lo nuevo y es todo un reto. Tenemos a la gente que pueda hacerlo. Nos falta generar los espacios que faciliten que esto ocurra. Hay gente preparada, productiva con conocimientos, pero tenemos que favorecer que se de esta colaboración y se vayan confrontando con problemas complejos en grupos de trabajo donde colaboran expertos de varias áreas. Estos grupos toman más tiempo en cuajar, fructificar y comunicarse”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio