Doctorado en Historia PUCV es acreditado por cuatro años

El programa ha doctorado a 28 personas en sus 15 años de trayectoria, siendo el único en el país que incluye la Historia Universal como área de investigación a nivel de Postgrado.

07.06.2022

A fines de mayo, la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) comunicó la reposición que otorgó un total de cuatro años de acreditación para el Doctorado en Historia de nuestra Casa de Estudios, hasta el 8 de diciembre de 2025, subiendo respecto a la decisión otorgada en diciembre pasado.

El Doctorado en Historia que imparte el Instituto de Historia de la PUCV es un programa de carácter académico dedicado a la formación de graduados de excelencia para realizar investigaciones originales, autónomas y que contribuyan a las áreas de Historia Económica y Social; Historia Política y de las Relaciones Internacionales e Historia de la Cultura y el Arte.

La formación teórica y metodológica lo diferencia del resto de los doctorados a nivel nacional, puesto que permite el desarrollo de investigaciones en Historia Universal, además de Historia de América y de Chile.

El Doctorado en Historia se creó en 2007 y se convirtió en el primero de carácter regional en la disciplina. En sus 15 años de trayectoria ha doctorado a 28 personas.  

El director del programa, Raúl Buono-Core, agregó que el año pasado recibieron una acreditación por tres años, lo que fue apelado. “Nosotros comparativamente con otros programas de la capital nos encontramos en un nivel de calidad muy similar, siendo que estamos fuera de Santiago. Presentamos un recurso de reposición a la CNA, apelamos y nos dieron cuatro años”, señaló.

Sobre las características que ofrece el programa, el académico agrega que los investigadores pueden analizar la Historia de Europa, lo que le da un plus a este postgrado, destacando frente a la competencia. “Esta es una ventaja del Doctorado en Historia y permite entender porque siempre tenemos alumnos que provienen de Santiago o de otras regiones. Antes de la pandemia, tuvimos estudiantes extranjeros de Ecuador, Perú, México y Francia. Contamos con un seminario permanente, el que funciona en base a profesores invitados extranjeros. Desde 2020, la mayoría son académicos chilenos de prestigiosas instituciones. La idea es ampliar el horizonte con temas que nosotros no trabajamos y así mejorar la formación que entregamos”, complementó.

DESAFÍOS PRÓXIMOS

El Doctorado en Historia PUCV se encuentra consolidado y tienen contemplado ir profundizando su carácter internacional, tanto dentro de América Latina como en otros países. “Esto es algo que vamos a priorizar cuando se controle mejor la pandemia. En estos últimos años no hemos bajado las matrículas. Queremos superar la barrera latinoamericana y avanzar en vínculos con otros programas de postgrado extranjeros. Hay una política de la Universidad muy buena, que consiste en becar a los tesistas que lo necesiten para que partan al extranjero. El año pasado tuvimos cuatro doctorandos en Europa, en España e Italia y uno en Harvard. Esto ocurre sobre todo en aquellas tesis de Historia Universal. Pueden ir entre tres y seis meses”, concluyó.

Algunas investigaciones que se han efectuado durante el último tiempo son “Sobre la ética, el conocimiento y la representación del diablo en el Theatrum Diabolorum: una nueva propuesta historiográfica” de Bettine Bader; “Salustio y la identidad romana. Crisis política y cambio cultural en el fin de la República” de Daniel Nieto; “Estado y Patrimonio Eclesial. Chile 1760-1840. Antecedentes y Desarrollo” de Marcial Sánchez; y “Valparaíso y la guerra contra la confederación Perú-boliviana 1836-1839” de Gonzalo Serrano del Pozo.

Más información del programa en el siguiente link

Por Juan Paulo Roldán

Postgrado PUCV