Orquesta Clásica PUCV retoma conciertos educacionales presenciales en Liceo Bicentenario de Viña del Mar

La agrupación interactuó con estudiantes de 7°, 8° y 1° medio, quienes pudieron conocer de manera didáctica algunos aspectos de la música y además dirigir por unos minutos a los intérpretes.

11.04.2022

¿En qué se diferencia el violín de la viola o del violonchelo? ¿Cómo suenan los cornos franceses? ¿En qué nota se afinan los instrumentos de cuerda? No son pocas las preguntas que surgen entre los estudiantes durante el concierto educacional que realizó la Orquesta Clásica de la PUCV el pasado viernes 8 de abril en el Liceo Bicentenario de Viña del Mar y que marcó el regreso a la presencialidad después de dos años de pandemia.

En el gimnasio del establecimiento, los alumnos se instalan con sus sillas mientras los músicos de la orquesta afinan los instrumentos que luego llevarán las notas de Carl. E Bach, Raúl Cerezzo y Astor Piazzolla, todos bajo la batuta del académico del Instituto de Música (IMUS) y director de la Orquesta, Pablo Alvarado. Por los pasillos pasan algunos profesores y funcionarios que aprovechan esta ocasión para escuchar música en vivo dentro del establecimiento.     

Jaime Bustamante, es el director del Liceo Bicentenario y se instala rápidamente en la primera fila junto a otras autoridades, entre ellas, la directora general de Vinculación con el Medio PUCV, Karina Toledo, la coordinadora de la Corporación Municipal de Viña del Mar, Marcela Ibáñez y la jefa de Proyectos Culturales, Kareen Stock.

“Para nosotros como comunidad escolar es de gran importancia esta actividad, principalmente para nuestros alumnos. Aquí tienen un contacto con la historia, con la música, con los sentimientos, con todo aquello que contiene una obra musical. Es una gran alegría tener a la orquesta con nosotros. No es sólo un concierto, sino que es un concierto didáctico. Los alumnos conocen los distintos instrumentos y sonidos, eso les ayudará a comprender la música popular y también aquella más clásica. Esta será una experiencia inolvidable para ellos”, advierte el director.

El director Pablo Alvarado plantea que este regreso a los establecimientos escolares es significativo después de 24 meses en que la pandemia de Covid-19 ha sido particularmente fuerte en el país y el mundo, en especial con los niños y jóvenes que no han tenido un acercamiento presencial con la música, aparte de lo que escuchan en sus celulares o en casa. 

“Para nosotros como orquesta clásica de la PUCV es un momento muy importante porque retomamos después de dos años la temporada de conciertos educacionales en colegios, liceos y escuelas de la región. Nos enfrentamos a un público de 240 estudiantes, son cursos que no han tenido un acercamiento con la música reciente y con situaciones complejas en colegios que se relaciona con la sociabilización de alumnos. Estamos retomando estos conciertos y con muchas ganas de cooperar para la formación de los estudiantes en el ámbito del arte”, complementó.

Alvarado agrega que si las universidades no contribuyen a la generación de nuevos públicos, nadie lo va a hacer. “Si los padres no van a los conciertos con sus hijos pequeños por temor a que se porten mal, eso es nefasto. Los niños deben asistir y aprender, pues si nadie les enseña no serán el público del futuro”, lamenta.

La organización de estas presentaciones es posible gracias también a que la Orquesta Clásica de la PUCV se adjudicó fondos del Ministerio de las Culturas, Artes y el Patrimonio (MINCAP) que permitió ampliar la tradicional formación de la Orquesta de Cámara, sumando nuevos músicos en las áreas de bronces y vientos, llegando a nuevos repertorios.    

UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Al cierre de la presentación, algunos estudiantes se atreven a salir adelante y a dirigir por unos minutos a la Orquesta Clásica PUCV, lo que sin lugar a dudas será una experiencia difícil de olvidar.

Claudio Calderón, profesor de lenguaje del Liceo Bicentenario ha sido uno de los principales impulsores de que los estudiantes tengan acceso a diversas expresiones culturales, entre ellos, conciertos, exposiciones y charlas científicas. En 2015 comenzaron con las primeras salidas a terreno. En 2018 llegaron a 63 actividades presenciales y a 54 en 2019, lo que se vio afectado por la pandemia en 2020 y 2021.

“Para nuestros estudiantes, profesores y personal del liceo es impagable lo que resulta recibir un concierto en vivo con instrumentos nuevos de la orquesta. El crecimiento académico no es sólo lo que el alumno aprende en la sala de clases, sino que es todo lo que viene a complementar el crecimiento y la formación personal. Que venga una orquesta y de la posibilidad que los alumnos pregunten, participen y escuchen es impagable en términos de una formación de largo plazo”, complementó.

“El rol que cumple una orquesta clásica como la de la PUCV es esencial en vincularse con las instituciones públicas como la nuestra. Para nosotros este es un trabajo de largo plazo, de sembrar gustos para formar una audiencia, que los alumnos vayan explorando nuevos campus musicales que aunque los tengan a mano en sus celulares, no acceden voluntariamente. Con estas actividades culturales conocen lugares distintos, salen del liceo, van a los salones, iglesias, palacios y estas son instancias de crecimiento para nuestros estudiantes, la interacción social también es parte de la formación de nuestros jóvenes. Así se crean audiencias participativas y más activas, esto contribuye a su formación personal”, concluyó el profesor.

El concierto concluye, los estudiantes parten con sus sillas a la sala de clases, pero por minutos tuvieron música en vivo en el establecimiento. Una luz de esperanza se percibe mientras el auxiliar cierra la puerta del gimnasio.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio

Fotos: Angela Tobón Coral